Por Patricia San Juan

El número delitos de trata de personas han incrementado a nivel nacional, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan solo en los meses de enero a junio de 2022 se han presentado 411 casos denunciados.

Durante el total del año 2021 las y los ciudadanos reportaron 624 casos, mientras en 2020 ante las fiscalías se dieron a conocer 558 de ellos, en 2018 las denuncias registraban 393 casos. Si se considera solamente el periodo de enero a junio de cada año, pues son las cifras disponibles de 2022, hubo un incremento total del 108 por ciento.

Sin embargo, el registro aún resulta incompleto, pues son pocas veces presentados ante las autoridades, ya que existe temor o desconfianza de los funcionarios públicos, así como del destino de las personas que son ingresadas a las redes de trata ante las denuncias formales.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, dio a conocer en 2020 que, de acuerdo con el análisis de la información de las llamadas a la Línea Nacional Contra la Trata de Personas, sólo una de cada 100 víctimas son denunciadas ante las autoridades de manera formal. Ante esta línea se consultaron 3 mil 338 casos en 2021.

Las víctimas de este delito, de acuerdo con el análisis nacional, relacionado con la información obtenida por el Consejo Ciudadano en 2021, son sometidas tras ofertas de trabajo falsas pero atractivas, el enganche con perfiles de redes o videojuegos que no cuentan con una identidad real, así como víctimas de matrimonios forzados, sobre todo de niñas y adolescentes.

Las cifras presentadas en el “Segundo reporte anual, Trata de personas, riesgos tras la pandemia” demuestran que al menos dos de cada tres de quienes sufren ante este delito son mujeres y el 51 por ciento del total de las víctimas tienen menos de 18 años, la explotación sexual es la modalidad más identificada, mientras que en el caso de personas migrantes, son vendidas, sin su conocimiento, a quienes las engañan y esclavizan.

A su vez, los casos de trata se relacionan estrechamente con la desaparición, el tráfico de personas y la pornografía infantil, delitos presentes a nivel nacional e internacional, que emplean redes locales y trasnacionales para el transporte o venta de personas.

En relación con el tráfico de personas, el Departamento de Estado de Estados Unidos, reporta que en 2021, a nivel mundial, se registraron 90 mil 354 víctimas, 12 mil 343 de ellas en el continente americano, mientras se sentenciaron a nivel global 5 mil 260 personas por estos casos.

Este reporte, llamado “Trafficking in persons report july 2022” indica que México no cuenta con los estándares mínimos para enfrentar el tráfico y la trata de personas, aunque ha incrementado sus tareas para el combate.

Además, identifica que si bien las autoridades mexicanas reconocen a los estados de Veracruz, Tlaxcala y Guerrero como puntos centrales de tráfico y trata de personas, los gobiernos locales “no han sancionado a personas responsables por dos años consecutivos”.

Resalta que también la corrupción y la “complicidad oficial” inhabilitan las acciones del Estado y las organizaciones civiles para su combate, además de que las autoridades no brindan los recursos necesarios para erradicar estos delitos ni para la protección total de las víctimas que logran salir de las redes de trata.

La trata de personas implica la esclavitud, prostitución o explotación sexual, trabajos o servicios forzados, empleo de niñas, niños y adolescentes en actividades delictivas, matrimonios forzados, la condición de siervo, explotación laboral, mendicidad forzada (que refiere a pedir dinero o recursos), adopción ilegal de niñas, niños y adolescentes, tráfico de órganos y experimentación biomédica fuera de la ley.

Si eres víctima o conoces a alguien que podría serlo puedes denunciar al 800 553 3000.