Las estadísticas preliminares indican que al menos 35 mil 625 personas a nivel nacional fueron víctimas de homicidios, al menos el 66 por ciento de estas muertes fueron perpetradas por armas de fuego, de acuerdo con la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La tasa de víctimas mortales alcanza un total de 28 por cada 100 mil habitantes, una reducción de 1 persona por cada 100 mil habitantes a comparación del año 2020, en el que ocurrieron 36 mil 773. Desde 2014, el 2021 es el primer año en el que se registró un descenso en el total.

Baja California con 86 asesinatos por cada 100 mil habitantes tiene el número de víctimas más amplio, en proporción, seguido de Colima, con una tasa de 82 por el mismo número de pobladores.

Si bien Tijuana, Baja California, encabeza la lista de “Municipios prioritarios” denominados así por las autoridades federales en la estrategia de seguridad, Manzanillo, en Colima, se encuentra en el lugar 22 de la lista.

En esta categorización se también se ubica Mexicali, Playas Rosarito, Ensenada y Tecate de Baja California, pero ningún otro municipio de Colima.

La principal causa de muerte bajo este delito, provocada por arma de fuego, tuvo un total de 24 mil 307 víctimas, seguida por agresiones con medios no especificados, con 4 mil 114 casos y con objetos cortantes, con 3 mil 608 casos.

Dentro de las cifras se especifican las herramientas con las que se terminó la vida de las personas, sin embargo no se analizan los posibles móviles, por lo que no se incluye el número total de los que podrían ser feminicidios a nivel nacional.

La impunidad en los casos de homicidios

Esta cifra de 2021 no se compara con las sentencias condenatorias emitidas, pues fue el año en el que se dictó un menor número en torno a este delito, con un total de mil 31 en total, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y El Economista.

El análisis realizado, en el que se comparan cifras anuales y nacionales, indica que en el año 2012 se registraron 4 mil 662 sentencias condenatorias contra personas señaladas como culpables de este delito en sus diferentes modalidades, para 2019 el total se registró en 3 mil 698 sentencias, sin embargo 2020, con 2 mil 605, y 2021, tuvieron bajas en los totales a pesar de no mostrar un número de víctimas tan distante.

Esto implica un descenso del 78 por ciento del total de las sentencias dictadas. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre seguridad Pública (ENVIPE), que acumula los datos de 2020, en México se denunció sólo el 10 por ciento de los delitos, pero se inician carpetas de investigación en el 6.7 por ciento del total de los delitos cometidos, es decir, en poco más del 93 por ciento de los casos estos no se denunciaron o no se iniciaron carpetas investigación.

El INEGI realiza la estadística de homicidios basado en el número de actas de defunción emitidas por las autoridades, así como los datos de los Ministerios Públicos y los Servicios Médicos Forenses, por lo que las víctimas de homicidios no registradas en estos sistemas no son contabilizadas.