En el estado de Veracruz se han registrado 48 feminicidios en los primeros cinco meses del año, de acuerdo con el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres, la primera cifra a la alza desde el primer reporte en la plataforma de este conteo en la región, que data de 2017.

El municipio de Xalapa fue en el que mayor número de víctimas se registraron, con 4 mujeres, mientras en el Puerto de Veracruz, Ciudad Isla y Acultzingo se reportaron 3 casos. El 54 por ciento de quienes fueron asesinadas tenían entre 18 y 59 años, mientras 7 víctimas tenían menos de 18 años, sin embargo 14 de las 48 registradas no cuentan con datos de su edad.

A pesar de que este delito se comete con mayor regularidad en espacios privados, de acuerdo con las estadísticas federales, al menos 30 de las 48 mujeres que fueron víctimas de feminicidio en Veracruz fueron localizadas en espacios públicos.

Durante el año 2021, de enero a junio, un mes menos que el conteo presentado en 2022 hasta el momento, 46 mujeres fueron víctimas de feminicidio, 55 durante el año 2020, 70 en los años 2019 y 2018, mientras en 2017 hasta 88 fueron asesinadas por razón de género, por lo que los datos de 2022 representan el primer repunte delictivo en seis años.

El feminicidio es categorizado como la forma más extrema de violencia contra las mujeres, pues es la terminación de su vida y el análisis de los casos debe realizarse con perspectiva de género, para que estos no sean categorizados como homicidios, suicidios o accidentes.

A nivel nacional el número de víctimas ha incrementado en los últimos años, de acuerdo con los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en 2021 se registraron 1,004 casos, mientras en 2020 fueron 978 víctimas.

Sin embargo organizaciones feministas e internacionales, como Amnistía Internacional, han denunciado que en México las investigaciones de homicidios perpetrados contra mujeres son ineficientes, sumadas a la impunidad que existe a nivel nacional y que reporta niveles mayores al 90 por ciento, dependiendo de la entidad, por ello consideran que el número de casos de feminicidios podría ser mayor.

En el país se han conformado colectivas de madres, familiares y amigas de víctimas que reclaman justicia para sus casos, mientras la lucha en contra del feminicidio también se ha impulsado desde colectivas feministas, que denuncian el rechazo de las autoridades para reconocer que este y otros delitos se cometen contra las mujeres derivados de una cultura machista que permea en el país.