En México no existe una relación entre las sanciones y las causas de la corrupción, por lo que ha fracasado su combate. Se observó que el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y las leyes para enfrentarla no necesitan de modificaciones, sino de una implementación total para la obtención de mejores resultados, de acuerdo con el informe sobre El combate a la Corrupción en México, Informe País, 2020, del Instituto de Investigación en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción (IIRCCC).

El análisis que abarcó desde la implementación del SNA, en 2015, hasta el año 2020 reveló que existe un aplazamiento por parte de las instituciones y funcionarios para que se implementen el total de las disposiciones de la Constitución y las leyes secundarias en la materia.

La burocratización de los procedimientos para el combate a la corrupción no sólo ha detenido el avance de las políticas, sino también en la transparencia en la materia y en las sanciones impuestas a particulares y a funcionarios públicos, destacan los expertos, durante la presentación en la Universidad de Guadalajara, quienes albergan el Instituto dentro del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

Entre los puntos principales también se identifica “la simulación en el cumplimiento de algunas normas vigentes para erradicar la captura de los puestos, los presupuestos y la información pública”.

En cuanto a las contrataciones, a nivel nacional, se percibió una reducción en el número de plazas destinadas al crecimiento a través del servicio profesional de carrera, por lo que las personas que se integran al servicio público son “contratadas, ascendidas o despedidas con criterios que no corresponden a la idoneidad” y no fue posible identificar que se empleen los controles públicos correctos para estos movimientos de empleados o si cuentan con la capacitación correcta.

Lo que respecta al presupuesto, se puntualiza que en el año 2020 existió discrecionalidad en el uso de los recursos públicos, además de opacidad en su empleo, aún después de las recomendaciones emitidas por la Auditoría Superior de la Federación en casos específicos.

Durante el análisis les fue posible identificar que Compranet, la plataforma en la que se reportan las adquisiciones gubernamentales, tenía información incompleta. Además se comprobó que, de acuerdo con datos públicos, 79 por ciento de las compras registradas por parte de instituciones fueron por adjudicación directa, que la ley señala como un procedimiento de excepción.

Para abordar las sanciones a funcionarios públicos, estas “reflejan una realidad preocupante para el combate a la corrupción y el Estado de derecho en México” pues la mayoría de los procedimientos se iniciaron por faltas no graves, mientras sólo 1 de cada 8 refieren a faltas graves y 1 de cada 10 del total se han resuelto.

En lo que respecta a la impunidad, el informe da a conocer que en el año 2020 se iniciaron 32 mil 406 expedientes de casos de corrupción pero solamente se le sancionó a 30 personas servidoras públicas, es decir, el 0.09 por ciento del total.

En cuanto a carpetas de investigación en la materia se abrieron 2 mil 831, 2 mil 211 fueron “ineficaces” en la imposición de sanciones, un 78 por ciento, y sólo nueve llegaron a la etapa de judicialización.

Como parte de los análisis, se estima que no se han realizado esfuerzos a nivel nacional para identificar y combatir esta problemática como parte del sistema, sino como una serie de acciones individuales cometidas por algunos funcionarios públicos.

Además, dentro de los procedimientos se han implementado medidas que buscan un alcance punitivo, es decir, castigar a quienes se identifiquen como culpables o parte de ellos, sin que se reconozca el trabajo de aquellos funcionarios que la combaten.

Hasta el momento no se localizó una estructura que permita al SNA compartir información y utilizarla de forma estratégica para combatir la problemática, por lo que en la presentación se hizo un llamado a tomar las herramientas existentes del Sistema e implementarlas para resultados más eficientes.

También, se mostró el sitio https://combatealacorrupcion.mx/ que presenta las bases de datos creadas con la información recuperada a través de transparencia, por parte de quienes formaron este análisis, para que la población pueda acceder a estos datos, con ánimos a que se compartan los datos y se realicen otro tipo de investigaciones.

Este proyecto espera continuar con las evaluaciones del SNA en el año 2021, con una presentación estimada durante la Feria del Libro de Guadalajara, así como un seguimiento de los temas de corrupción en los años consecutivos.