Por Patricia San Juan

El gobierno de México dio a conocer que el número de personas de origen extranjero que fueron retenidas en estaciones migratorias en los primeros tres meses del 2022 representan un total de 58 mil 843 personas, lo que supera en un 45 por ciento el total de los casos de 2021.

En el año anterior, durante el mismo trimestre, esta cifra se colocó en 32 mil 163 casos, de acuerdo con la información presentada por la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de las Personas, a cargo de la Secretaría de Gobernación, lo que implica un mayor uso de las estaciones migratorias.

Organizaciones mexicanas e internacionales, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Amnistía Internacional y la oficina del Alto Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados, se han posicionado para que en estas instalaciones se respeten los derechos humanos de las personas ahí dirigidas, así como que se procuren sus condiciones sanitarias, ya que ante el contagio de la COVID-19, corrían un mayor riesgo.

Amnistía Internacional, durante abril del 2020, hizo un llamado a los gobiernos del continente americano a terminar con las “detenciones peligrosas y discriminatorias de migrantes y solicitantes de asilo”, entre ellas, las del gobierno mexicano. Mientras Human Rights Watch pidió a México liberar a las personas migrantes detenidas.

También se han documentado, por parte de estas organizaciones, violaciones graves a los derechos humanos que viven en estos espacios y en sus países de origen, razones por las cuales solicitan refugio o asilo.

El número de personas presentadas por las autoridades, dirigidas a estas estaciones migratorias, en las que se les priva de su libertad, de acuerdo con testimonios; o canalizadas, enviadas a refugios o bajo la protección del DIF nacional o estatales, tiene un total de 77 mil 626 casos, lo que representa un total de 872 personas migrantes retenidas por día bajo estas figuras.

En lo que respecta a las devoluciones de las autoridades migratorias de personas extranjeras, se registró un total de 26 mil 131 casos, en su mayoría (24 mil 143 de ellos) provenientes de países centroamericanos sólo en los primeros meses, un total de 293 por día, en promedio.

Política migratoria conjunta

México y Estados Unidos han realizado negociaciones en los últimos años para frenar las migraciones a ambos países, el primero de tránsito y destino, mientras el segundo el destino más común de personas migrantes.

Estas han incluido disposiciones sobre implementación de trabajos en países del triángulo centroamericano, El Salvador, Guatemala y Honduras, como el programa Sembrando Oportunidades, de siembra de árboles frutales, para incentivar el empleo en la región, así como acciones para mejorar sus condiciones de seguridad y evitar los movimientos migratorios, a través de sus agencias para el desarrollo internacional, USAID y AMEXCID.

Sin embargo, México también es uno de los países que aportan el mayor número de personas migrantes al país vecino, de acuerdo con los datos del US Customs and Border Protection (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos) los ciudadanos nacionales representan un 60 por ciento de las personas que arribaron sólo entre abril 2020 y marzo de 2022.