En la madrugada de este día, los defensores de la tierra y los derechos de las comunidades indígenas, Higinio Trinidad de la Cruz y Javier Flores Elías, fueron llevados por un grupo de personas, presuntamente conformado por integrantes del crimen organizado y policías municipales, hasta el momento no se tiene conocimiento de su ubicación ni su condición de salud.

Eduardo Mosqueda, integrante del Consejo Consultivo del Mecanismo Federal de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas dio a conocer esta acción que, en caso de identificarse la participación de policías del municipio de Cuautitlán, Jalisco, serían víctimas del delito de desaparición forzada.

Higinio Trinidad es presidente de la asociación Proméjico Nueva Realidad Jalisco, mientras Javier Flores es representante del Fondo Regional de Solidaridad de la Sierra de Manantlán, de acuerdo con el periodista local José Torral.

Hasta el momento las autoridades de la Fiscalía han confirmado su desaparición, sin que se diera a conocer la participación de integrantes de las fuerzas de seguridad. De acuerdo con integrantes del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo AC (CEPAD), dentro del estado se han identificado “una grave colusión” entre policías, sobre todo municipales, e integrantes del crimen organizado, en el que los funcionarios pueden ser “blancos” para cometer las acciones.

Al suroeste del estado, los activistas fueron sustraídos de las rancherías de Lagunillas y Quirona, en la misma comunidad donde 10 años antes Celedonio Monroy Prudencio, defensor de la tierra, también fue privado de la libertad y aún es víctima de desaparición forzada.

A nivel nacional, Jalisco es el estado con mayor número de personas desaparecidas, con 14 mil 953 víctimas, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, con 25 casos reconocidos oficialmente como desapariciones forzadas, sin embargo las familias de personas buscadoras aseguran que el número de víctimas de este delito es mayor.