El equipo legal del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, ofreció 10.5 millones de dólares, aproximadamente 220 millones de pesos, como parte de la reparación del caso de Odebrecht, la empresa relacionada a los casos de corrupción más importante de América Latina y AgroNitrogenados, tras la compra a sobreprecio de la planta que dañaría a la nación.

Este acuerdo buscaría suspender el proceso penal por lavado de dinero y conseguir un acuerdo reparatorio que le ayudaría a continuar el proceso en libertad, pues se ha mantenido en la cárcel poco más de 5 meses.

Las pláticas entre Pemex y la defensa incrementaron en la evaluación de los beneficios de este ofrecimiento económico, según información filtrada por las partes a medios de comunicación, sin embargo la empresa no aceptó este acuerdo.

Los representantes de Pemex solicitaron unas semanas más para continuar con el análisis, por lo que se aplazó la audiencia del antiguo funcionario que ejerció bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que él mismo dio la orden para detener las negociaciones al respecto y después se revisen los daños generados en las empresas y a la sociedad, para que así se brinde una cantidad aproximada para resarcir los daños por corrupción.

En su extradición, aceptada en junio del año 2020, el exdirector de Pemex se enfrentaba a las acusaciones de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, después de la transferencia de 12 millones y medio de dólares en sobornos a su favor.

En agosto del 2021 se informó que los daños al erario serían de 4 mil 200 millones de pesos, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda.

Alonso Ancira, exdirector de Altos Hornos de México, quien también está relacionado con el escándalo de AgroNitrogenados ofreció el pago de 216 millones de dólares por la reparación de daños, en noviembre del 2021.

Artemio Zúñiga Mendoza, juez del caso de Lozoya Austin, anunció que la audiencia programada se pospondría hasta nuevo aviso, después de que Pemex reciba los documentos completos de la defensa del exfuncionario y los analice.