La consulta de la Revocación de Mandato sucederá el 10 de abril, como una propuesta desde la presidencia para preguntar a la ciudadanía sobre si quisieran o no que el el jefe del ejecutivo siga en su cargo por el resto del sexenio, es decir, dos años y medio más.

Surgió como una opción para que los votantes, en caso de no estar de acuerdo con la administración federal, puedan decidir en conjunto si quisieran remover al presidente en turno. Fue aprobada en septiembre de 2021 y este año será la primera vez que el ejercicio será puesto a prueba.

Para hacerlo posible, de acuerdo con la ley, es necesario que el tres por ciento de los votantes registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) reúnan firmas en más de 17 estados del país, sólo podrá solicitarse por una ocasión y después de pasados los tres años de gobierno.

Este proceso, una vez determinado que sucederá tras la recolecta de firmas, debe ser promovido por el propio INE, los partidos pueden involucrarse, pero no deben emplear recursos públicos ni privados para hacer promoción de este.

Hasta poco antes del 17 de mayo los funcionarios públicos no podían hacer propaganda sobre el proceso, sin embargo las personas que integran el Congreso cambiaron el concepto de propaganda gubernamental, lo que les permitiría realizar campañas en favor de este.

La ley correspondiente indica que se deben habilitar la misma cantidad de casillas para la jornada del proceso anterior. El INE aseguró que ante la falta de recursos otorgados por Secretaría de Hacienda se colocarán 57 mil casillas a nivel nacional, de las 160 mil que se emplearon en la jornada de elección de diputados y algunos gobernadores a la mitad del sexenio y con una división territorial parecida a la de la consulta popular sobre el juicio a expresidentes.

Si quieres saber dónde estará la casilla que te corresponde da click aquí: https://ubicatucasilla.ine.mx/ 

En la boleta que se entregará a los interesados en este proceso se podrá leer: “¿Estás de acuerdo en que Andrés Manuel López Obrador, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de la confianza o que siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”.

Contará con dos respuestas, a elegir: “Que se revoque el mandato por pérdida de confianza” o “Que siga en la presidencia” y se debe marcar en la casilla correspondiente. En caso de decidir por la anulación del voto se podrán marcar las dos opciones, escribir o dibujar algo que no se relacione a una casilla en específico de la boleta.

Sobre los resultados

Esta revocación sólo será valida en caso de que el 40 por ciento de los ciudadanos en la lista nominal del INE participen en la consulta, es decir, en este ejercicio deberían acudir 37 millones 479 mil 798 personas.

Como una referencia, durante las elecciones de junio de 2021 el INE notificó que la participación fue mayor al 51 por ciento de la lista nominal, la votación intermedia más concurrida en 20 años.

La respuesta elegida, que decida en favor o en contra de la remoción del presidente, deberá ser de mayoría absoluta, es decir, el 50 por ciento de los votos emitidos más uno.

¿Que pasará si el presidente es removido por la mayoría?

En caso de que la opción “Que se revoque el mandato por pérdida de confianza” tenga un mayor número de votos la ley indica que debe aplicarse el artículo 84 constitucional, que marca como sucesor a quien ocupe la presidencia del Congreso.

Esto sin aclarar si se trata de quien están en el cargo en la Cámara de Diputados o Senadores, en la primera es Sergio Carlos Gutiérrez Luna, militante de Morena, mientras que en la segunda es Olga Sánchez Cordero, quien fuera secretaria de Gobernación en los primeros tres años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Esta presidencia temporal durará 30 días y las cámaras deberán elegir al sucesor o sucesora, que concluirá el mandato hasta el primero de diciembre del final de sexenio establecido, en este caso del año 2024.

Los ciudadanos deberán esperar a la designación por diputados y senadores mexicanos, donde hasta el momento ambas cámaras cuentan con mayoría del partido en el poder, Morena.