La Fiscalía descartó que José Eduardo Ravelo fuera víctima de tortura por parte de policías y concluyó que la causa de su muerte fue por neumonía; la Comisión respondió que el caso aún no estaba cerrado y pidió respeto para la familia del joven veracruzano


Unidad de Investigación

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) federal emitió un extrañamiento en respuesta al comunicado difundido el jueves por la Fiscalía General de la República (FGR), a través del cual informó que José Eduardo Ravelo, joven fallecido en Yucatán, no fue víctima de tortura o agresiones sexuales por parte de los policías municipales de Mérida.

De acuerdo con el documento ministerial, “se concluyó que José falleció por neumonía no relacionada con algún traumatismo recibido durante su detención” y que, por lo tanto, “no se advirtió violación a los derechos humanos o comisión de algún delito”.

Ante ello, la Comisión externó su preocupación, en primer lugar, por la determinación de la autoridad ministerial de publicar el comunicado antes de notificar a la familia de Ravelo, ignorando su derecho a recibir de manera prioritaria la información relacionada con el caso.

Además, exhortó al órgano dirigido por Gertz Manero a enunciar las acciones que tomará para perseguir penalmente la probable alteración de evidencias por personal de la Fiscalía General del Estado de Yucatán.

En su carácter de representantes de las víctimas, la institución reclamó “la falta de sensibilidad en la forma en la que Fiscalía dio a conocer las conclusiones de su investigación”.

Finalmente, recordó que “tanto la tortura, como la alteración de evidencias, constituyen delitos, impiden el esclarecimiento de los hechos y son obstáculos para el acceso a la justicia”.

¿Quién era José Eduardo Ravelo?

José Eduardo Ravelo era un joven veracruzano de 23 años que fue detenido el 21 de julio pasado en las calles de Mérida, Yucatán, por cuatro policías municipales, debido a que les pareció “sospechoso”.

Casi dos semanas después, el 3 de agosto, Ravelo falleció a causa de politraumatismo, ruptura de tejidos musculares y choque séptico pulmonar ocasionado por golpes.

El 7 de agosto medios locales reportaron la detención de los cuatro policías por su probable participación en el homicidio de Ravelo, sin embargo, días después fueron liberados.

Tras darse a conocer la postura de la FGR, el diario Milenio informó que tres de los cuatro policías que fueron señalados por la muerte de José Eduardo Ravelo preparan una demanda por daño moral contra la Fiscalía General de Justicia del Estado y el gobierno de Yucatán.

El mismo medio reportó que María Ravelo, madre del joven, rechazó el dictamen de la necropsia y aseguró que su hijo “no murió de neumonía”. También expuso que se enteró de la noticia a través de noticias y no por la Fiscalía.

Durante su conferencia matutina de ayer transmitida desde Mérida, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habrá impunidad en el caso y aseguró que las autoridades estatales estaba cooperando.

El mandatario agregó que la fiscalía siempre se maneja con autonomía, por lo tanto confiaba en el fiscal Alejandro Gertz, porque “es un hombre recto, íntegro y le tengo confianza”.