La Cámara de Diputados cuenta con 145 legisladores que se reeligieron mediante el voto ciudadano, esta figura tan controversial fue parte de la reforma político-electoral de 2014 y dicta que los legisladores podrán repetir en su cargo hasta por 12 años


Unidad de Investigación

El 1 de septiembre se instaló la LXV Legislatura. Una tercera parte de las curules son ocupadas por los mismos personajes en el Palacio Legislativo de San Lázaro, ya que esta es la primera vez después de casi un siglo que los diputados tuvieron la oportunidad de reelegirse.

En las elecciones federales del 6 de junio pasado, a través del voto ciudadano, se designó a los 500 legisladores de la Cámara de Diputados. De estos, 145 formaron parte de la LXIV Legislatura, ya que consiguieron la candidatura por parte de sus partidos políticos y obtuvieron la victoria en las urnas.

De acuerdo con el “Décimo Reporte Legislativo LXIV Legislatura, 2018-2021”, elaborado por Integralia Consultores, a pesar de que 441 integrantes de la Cámara baja expresaron su deseo de volver a competir, solo 198 fueron nominados por sus partidos.

En 1933 se estableció la no reelección inmediata para los miembros del Poder Legislativo. En la reforma político-electoral de 2014 la figura para permitir la repetición del cargo se incluyó en el marco legal.

Con la modificación de 2014, se abrió la puerta para que las y los senadores puedan ser electos hasta por dos periodos consecutivos, mientras que las y los diputados hasta por cuatro. Es decir, que con esa decisión los legisladores pueden permanecer en su cargo hasta por 12 años en caso de ser elegidos.

Los senadores que actualmente forman parte de la LXV Legislatura podrán reelegirse para un segundo periodo en la elección federal de 2024.

El análisis de Integralia Consultores muestra que de los 145 diputados reelectos 82 pertenecen a Morena, 27 al PAN, 21 al PT, 11 al PRI, 3 al Verde Ecologista, 2 al PRD y uno a Movimiento Ciudadano.

La consultora hace énfasis en que no hay claridad en las reglas para que un diputado pueda acceder a una candidatura para reelegirse. “En consecuencia, un mecanismo que busca fortalecer la rendición de cuentas, fue capturado por las cúpulas de los partidos políticos”, se lee en el reporte.

La reelección ha enfrentado dos posturas de especialistas. Por un lado, se afirma que es un mecanismo para calificar el desempeño de los legisladores. Es decir, que si son reelegidos se puede deber a buenos resultados durante su gestión.

Un punto de vista de contraste es que este instrumento propicia que un político pueda mantenerse en un cargo en el Congreso hasta por 12 años.