La Encuesta Nacional de Cultura Cívica 2020 reveló que una gran parte de la población de 15 y más años considera que prevalece un alto nivel de corrupción en el país

Unidad de Investigación

El combate a la corrupción es uno de los principales ejes de la actual administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la primera mitad del sexenio que transcurre, México ha mejorado en algunos aspectos, pero sigue ocupando las últimas posiciones en la disminución de este fenómeno.

En su Índice de Percepción de Corrupción (IPC) más reciente, la organización Transparencia Internacional (TI) estableció que el país avanzó seis lugares en la lista. En 2019 ocupó el sitio 130 y en 2020 pasó al 124, de 180 países evaluados.

Además de que México tiene la peor calificación de las naciones que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dentro del IPC.

En junio pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Cultura Cívica 2020. En este procedimiento, el Instituto preguntó a población de 15 y más años su opinión sobre corrupción en el país y si consideran posible disminuirla.

En el estudio se planteó a los encuestados que respondieran su percepción del nivel de corrupción comparando el gobierno actual y el gobierno anterior: un 23.4 por ciento opinó que la corrupción ha aumentado, 38.2 por ciento que se ha mantenido igual de alta, 5.2 por ciento dijo que se ha mantenido igual de baja y 30.7 por ciento expresó que ha disminuido.

Con respecto a si es posible reducir este fenómeno, el 17.4 por ciento respondió que es muy posible, 36.8 por ciento considera que es algo posible, 32.6 por ciento lo ve poco posible y 12.2 por ciento sostuvo que es nada posible.