La empresa dirigida por Manuel Bartlett ocultó la información del apagón del 28 de diciembre por dos años, y no solo eso, también contradice su promesa de mantener informada a la ciudadanía sobre lo acontecido

Por Eduardo Buendía

A pesar de que Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y directivos de sus empresas subsidiarias se comprometieron a informar a la opinión pública sobre lo acontecido en la suspensión masiva en el suministro eléctrico del 28 de diciembre, la Auditoría Interna de la empresa productiva del Estado reservó por dos años la información concerniente a este incidente.

Es decir, que la ciudadanía podría conocer los resultados de las investigaciones hasta el 2023, un año antes de que la administración de Andrés Manuel López Obrador concluya, de acuerdo con una solicitud de información realizada vía Ley de Transparencia por ONEA México.

La acción de la Auditoría Interna de la CFE muestra que los dichos por Bartlett el 28 de diciembre no fueron cumplidos y que faltó a sus propias palabras, pues ni el órgano auditor interno ni las empresas subsidiarias brindaron información sobre los avances de la investigación.

Pero como quedamos comprometidos a hacer un análisis con cuidado, con toda precisión de qué pasó, qué es lo que provocó la inestabilidad, quiénes lo provocaron, cómo fue, para que la opinión pública esté informada porque se trata de un servicio que tenemos que dar a los mexicanos.

Tenemos la responsabilidad de informar a los mexicanos de cómo funciona el sistema que mantiene este país con electricidad a todo el país”, sostuvo Bartlett en la conferencia de prensa ofrecida el 28 de diciembre pasado, unos minutos después de que se registrara el apagón.

La suspensión en el suministro de la electricidad, afectó a 10 millones 389 mil 218 clientes en 29 estados del país y la interrupción en el servicio fue de 3 a 122 minutos, notificó la subsidiaria CFE Distribución, en respuesta al folio 1816400018721.

Confirman investigación por falsificación

La CFE atribuyó el apagón masivo a un incendio en una zona de pastizales registrado entre Ciudad Victoria y Linares, en Tamaulipas, el mismo día del incidente.

La explicación fue que el fuego afectó dos líneas de transmisión y, como prueba de que el evento ocurrió, presentó un oficio de Protección Civil de Tamaulipas.

Sin embargo, en menos de 24 horas, el Coordinador Estatal de Protección Civil, Pedro Granados, desmintió a la Comisión Federal de Electricidad argumentando que el documento presentado sobre el incendio era falso.

Esto generó que el propio Gobierno de Tamaulipas presentara una denuncia ante la Fiscalía General de la entidad para quien resultara responsable por la difusión de documentos apócrifos.

Dos días más tarde, el propio Manuel Bartlett admitió la falsificación de documentos. Una acción de la que afirmó, se abriría una investigación interna para encontrar a los responsables, a la par de señalar que habría transparencia en el proceso.

En la respuesta oficial, la subsidiaria CFE Transmisión confirmó que se abrió un expediente sobre la falsificación del documento, un hecho que Bartlett Díaz minimizó en varias ocasiones para pedir que la opinión pública se centrara en que la empresa del Estado mexicano había resuelto el problema de la afectación al servicio eléctrico.

Se tiene conocimiento de un número de investigación en el que se persigue el delito de Falsificación y Uso de Documentos Públicos y Privados en contra de Quien Resulte Responsable identificada con el registro RAC: 2015/2020, en donde se investiga el oficio 406679/2020. De igual forma, se conoce la existencia de otra carpeta de investigación de Numero FED/TAMP/CD.VIC/0000028/2021, sin embargo, los documentos que integran las mismas no se encuentran en dominio de esta EPS, sino de la Autoridad investigadora, por lo cual, deberá ser ese sujeto obligado a quien se le deba solicitar la documentación referida”, respondió la subsidiaria.

En el oficio de contestación, la CFE omitió informar a ONEA México si existe probable responsable sobre la falsificación del documento y tampoco incluyó el cargo que ostenta.

Auditoría Interna: sigue la investigación

A casi dos meses de que ocurrió el apagón masivo, la Auditoría Interna aseguró que las investigaciones siguen en curso y que “está llevando a cabo una visita de inspección al respecto”.

Dicho procedimiento al contener opiniones y puntos de vista que son utilizados en el procedimiento de inspección, tienen la naturaleza de información RESERVADA, y su divulgación implicaría obstrucción a las actividades de verificación e inspección que se encuentra realizando la Auditoría Interna relativas al cumplimiento de las leyes”, estableció el órgano auditor de CFE.

Esta entidad también argumentó que hacer públicas sus diligencias lo pondrían en una posición de nula confiabilidad para ejercer sus facultades de verificación. Agregó que existe riesgo de perjuicio, es decir, que brindar datos que se encuentran en proceso se contrapone a los principios éticos de no informar a la ciudadanía “la verdad fáctica”, así como implicaría que la visita de la inspección “que aún se encuentra en trámite” se vea obstruida.

RADAR ONEA

Desde ONEA México exigimos a la CFE y a su titular Manuel Bartlett informar sobre los avances de la investigación relacionada con el mega apagón registrado el 28 de diciembre, solicitamos también que se apegue al marco legal de transparencia y no oculte información a la ciudadanía.