#Columna de Iván Gidi: Para la Fiscal, mi voto de confianza - ONEA

Por Iván Gidi


Porque representa una clara distancia de los patanes que la precedieron, mantengo mi voto de confianza en la encargada de la Fiscalía de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns.

Porque se trata de una profesionista honorable, con una trayectoria limpia que contrasta con la de los dos primeros fiscales, quienes se comportaron como subordinados abyectos y criminales de los gobernadores en turno, Duarte y Yunes.

Porque la Fiscalía merece ser rescatada tras haberse convertido en una oportunidad tirada a la basura; una oportunidad desperdiciada al fracasar en su tránsito de Procuraduría a Fiscalía, de instancia subordinada a dependencia autónoma y eficaz.

Porque combatir la impunidad, que sigue azotando a nuestro estado, debe ser una prioridad y debería convocar al consenso, no a la politiquería.

Porque nadie debiera ser responsable de lo que haga su familia, mientras no se trate de los hijos pequeños.

Porque ataques infundados por hechos que no violan ley alguna parecen perseguir intereses partidistas, mermando de paso aún más a una institución tan lastimada y en proceso de renovación.

Porque en el pasado tuvimos una Fiscalía que funcionaba como operadora política y brazo represor del gobernador en turno, en medio de una creciente inseguridad que sus titulares permitieron prosperar.

Porque quienes critican se taparon los ojos ante crímenes flagrantes, favorecieron a sus amistades y condenaron incontables inocentes. Y lo peor de todo, les dieron la espalda a víctimas desesperadas en busca de justicia.

Porque Verónica Hernández Giadáns ha demostrado ser una funcionaria ajena a intereses partidistas, haciendo un claro esfuerzo por conducirse con independencia e imparcialidad, principios indispensables para la eficacia de la función ministerial.

Porque me interesa y me comprometo como ciudadano con el combate a la corrupción y la impunidad, le otorgo un voto de confianza a la encargada de despacho de la Fiscalía General de Veracruz.

El autor es Director de ONEA México.

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook