Libramiento de Xalapa, un costoso remedio a medias - ONEA
  • Van siete años y los accidentes con unidades de carga pesada no desaparecen en la avenida Lázaro Cárdenas

ONEA México/Hilda Hermida. 19 de julio de 2019. Del año 2012 a mayo de este 2019, se han registrado sobre la avenida Lázaro Cárdenas de Xalapa, exactamente 171 accidentes viales con la participación de camiones de carga pesada, mejor conocidos como tráileres, de uno o más remolques.

Según la información extendida por la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz (SSP), a través del oficio SSP/ DGTSVE/DJ/TRANS/0038/2019, se desglosa que el año con mayor número de incidentes donde estuvieron involucradas estas unidades de transporte pesado fue el 2014, con 53, donde además resultaron afectados autos particulares.

Hay que mencionar que en cuanto a accidentes vehiculares en esa zona y provocados por el paso de tráileres, uno de los más trágicos fue el ocurrido en 2012. A las 7 de la mañana del 22 de octubre, un transporte de doble remolque dejó caer uno de sus contenedores al circular por el puente Bicentenario, cayendo sobre un camión de pasajeros de la línea SUX. Por fortuna, apenas había recogido a una pasajera que presentó crisis nerviosa al igual que el chofer del autobús.

En esa ocasión, no hubo víctimas mortales, sin embargo, a raíz de esto, durante la administración de la priista Elizabeth Morales García se autorizó en cabildo el acuerdo 188 del 24 de octubre del 2012, que restringe el paso de camiones de carga pesada sobre esta arteria que marca la mitad del territorio xalapeño.

La idea en aquel entonces era no permitir que este tipo de vehículos viajara al mismo tiempo por la avenida con los demás autos, sobre todo en horas pico; por ello se estableció su paso de 10 de la noche a las seis de la mañana. Esto, por obviedad, causó molestia entre el sector transportista, ya que atrasaba sus tiempos de traspaso de carga, sobre todo en la capital, y fue en ese sentido que acordaron las ventanas en el día, de diez a doce, y por la tarde, dos horas.

Distintos datos arrojados en medios informativos, coinciden en que el 10 por ciento del total de vehículos que circulan por Lázaro Cárdenas son transportes de carga pesada y peligrosa, unos tres mil aproximadamente, y esos son los que se han buscado reducir, aunque en las dos últimas administraciones. ediles de oposición e incluso el morenista presidente de la comisión de Tránsito y Vialidad, Rafael Pérez Sánchez, ha asegurado que los tráileres siguen circulando en horarios no establecidos sin que la dirección de Tránsito Estatal vigile.

Lázaro Cárdenas es una de las vías de comunicación más transitadas de la ciudad, con un aforo diario de alrededor de 25 mil automóviles. Además de ser consideradas de las más mortales, sobre todo para los peatones y automovilistas por la presencia del tráfico pesado que no se ha podido controlar.

De 2012 a mayo de 2019, sobre esa arteria de más de 11 kilómetros de longitud, se han registrado tres mil 808 accidentes entre autos particulares, según informó la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz. Hasta el momento, el 2014 es el que cuenta con mayor registro de accidentes sobre esa avenida con 676 y su mes de octubre el más aparatoso.

La lista sobre los accidentes fatales en esa arteria es larga, sobre todo en cuanto a exceso de velocidad se refiere, y a eso hay que sumarle la presencia de unidades que no deberían circular por la zona.

Esa necesidad se pensó cubrir con el gran proyecto de Red Carretera del Altiplano que Felipe Calderón Hinojosa, mientras era presidente de la República, impulsó e inauguró antes de terminar su sexenio. El gran libramiento de Paso de Ovejas-Xalapa-Banderilla-Perote, presentado a la ciudadanía como una de las obras de infraestructura carretera más moderna en la entidad, resultó ser de las más caras.

Actualmente, la autopista es la tercera más costosa del país, pues en su tramo Banderilla-Las Vigas de Ramírez-Perote, con sus 31 kilómetros de longitud, tiene un costo de 149 pesos para autos particulares; es decir, cobra una cuota de 3.56 centavos por kilómetro recorrido, según informó la actual diputada por el distrito, Ivonne Trujillo Ortiz.

La legisladora presentó ante el Congreso local una iniciativa con proyecto de decreto que reforma los artículos 5, 7, 30 y 74 de la Ley de caminos, puentes y autotransporte federal y adiciona un párrafo al artículo 20 de la Ley de vías generales de comunicación para que no solo se baje la tarifa que ha impuesto la concesionaria Concesionaria Autopista Perote Xalapa, S.A de C.V. (COPEXA), sino que también se dé costo preferencial a los habitantes aledaños.

“Son 300 pesos de ida y vuelta, por una cantidad de kilómetros que es mínima, además de que es una autopista muy peligrosa, regularmente se tienen accidentes, y bueno, si se está pidiendo esa cantidad, debería de estar en buenas condiciones. Esto no solo va a impactar a la población que represento, sino a todo el país, por eso es importante plantearlo de manera particular a la Federación”.

Libramiento de Xalapa: un robo

Sobre lo caro que resulta transitar en estos kilómetros, continua la inconformidad de integrantes del sector transportista, que a diario debe recurrir al libramiento para llegar a su destino, o de plano esperar por lo menos cuatro horas para poder pasar a través de las ventanas en Lázaro Cárdenas.

Juan Durán Mendoza, consejero nacional de la Alianza Mexicana de Transporte AMOTAC, participó del desfile del 1 de mayo en Xalapa en este 2019. Allí expresó ante medios de comunicación la inconformidad que aún carga el gremio contra el “monopolio empresarial” como lo califica, que representa cubrir una cuota de peaje tan costosa en esa autopista.

Recordó en entrevista, que, de esa fecha a la actual, siguen esperando a que les den el día y la hora en la que dialogarán con la autoridad local y estatal para escuchar nuevamente sus quejas respecto a la tarifa y el sistema impuesto para que puedan circular por la ciudad.

“Ahorita sigo esperando una reunión que me dieron para veinte días, lo que corresponde al municipio y autoridades que es tránsito del Estado, hasta ahorita sigo esperando la última, porque hicimos tres reuniones ya; se acordó que tomarían en cuenta que la pista baje sus costos, pero eso para nosotros ya lo vemos imposible, porque ahí tiene que intervenir el Gobierno federal”.

Durán Mendoza resaltó que el gremio sufre la situación de tránsito por la ciudad capital, y aunque los carros pequeños de carga y descarga no tienen problema porque utilizan ventanas, hay otros que deben optar por el libramiento.

El líder transportista, molesto, afirmó que ante la falta de opciones deben seguirle engordando el bolsillo a la concesionaria de la pista, como le llamó, y ante la ausencia de respuesta de los Gobiernos, aseguró que en breve se dirigirán a México para buscar diálogo con la administración federal, que en este caso sería la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT).

“Vamos a tener que recurrir a otras medidas con el Gobierno federal para poder pelear y que nos bajen ese costo, sigue siendo un robo el libramiento de Xalapa”.

La tarifa que los automovilistas deben pagar para atravesar las dos pistas son:

Autopista Banderilla- Perote:                                                                  

Automóviles $149.00

Motocicletas $74.00

Autobús 2,3 y 4 ejes $183.00

Camión 2,3 y 4 ejes $182.00

Camión 5 ejes $236.00

Camión 6 ejes $ 247.00

Camión 7,8 y 9 $ 471.00

Eje excedente automóvil $ 75.00

Libramiento de Xalapa

Automóviles $149.00

Motocicleta $74.00

Autobús 2,3 y 4 ejes $177.00

Camión 2,3 y 4 ejes $283.00

Camión 5 ejes $348.00

Camión 6 ejes $438.00

Camión 7,8 y 9 ejes $489.00

Eje excedente automóvil $75.00

“Monopolio empresarial” y los que están detrás

El 14 de febrero de 2008, la SCT otorgó a la empresa COPEXA la concesión para construir, explotar, operar, conservar y mantener la Autopista Perote–Banderilla y Libramiento de Xalapa de 30 y 29.6 km. respectivamente, ambos tramos en el estado de Veracruz, por un lapso de treinta años.

La concesión sufrió alrededor de tres prórrogas autorizadas por la dependencia federal, derivado de problemas presentados con la infraestructura, pero también con la inversión, la cual fue de más de 4 mil millones de pesos.

El exdirector general del Centro de Comunicaciones y Transportes de Veracruz 2003-2012, Agustín Basilio de la Vega, fue testigo del proceso de construcción de esta obra de modernización del corredor del Altiplano, misma que afirma sirve en la actualidad para evitar desgracias en Lázaro Cárdenas, al desviar por lo menos 3 mil unidades de carga pesada diarias hacia el libramiento de Xalapa.

Reconoció en entrevista que es un “berrinche” de algunos el seguir señalando que la autopista es costosa cuando ha traído beneficios a la ciudadanía, ya que ha desahogado el tráfico pesado que diariamente atravesaba por Lázaro Cárdenas, esto pese a que afecta el bolsillo de los transportistas.

En ese sentido, el ingeniero explicó que la tarifa establecida, tanto en la autopista Banderilla-Perote como en el Libramiento de Xalapa, ha venido aplicándose de acuerdo al costo total del proyecto, así como del aforo vehicular, es decir, impacto que tendría al ser construido.

“Las tarifas no se pueden disminuir de un plumazo, para disminuir cualquier tipo de peaje, no solamente de una autopista, sino, por ejemplo, las mismas tarifas de uso aeroportuario, pues se necesita cubrir esas inversiones para darle a los bancos de manera anticipada los créditos con los que se concluyeron las obras, no se puede decir ‘se baja por decreto’, se tiene que estudiar la manera en pagar anticipadamente a todos aquellos que aportaron recursos para la construcción de las obras”.

Basilio de la Vega afirmó que en Xalapa se ha dejado de observar, a partir de la inauguración del libramiento, unidades con transporte de material peligroso, de material de exportación, automóviles, por ejemplo, que se dirigen al norte del país, y por ello reiteró su defensa al proyecto, ya que consideró resultó un acierto para desviar esa carga que sí representa un peligro para los xalapeños.

Aunque dijo, los “hombre-camión”, sector del que deriva principalmente la queja sobre el precio del peaje, se merecen todas las consideraciones necesarias, ésta carretera o autopista va más allá del negocio millonario para la empresa concesionaria, según su visión.

“Para ello es más importante considerar la vida humana, esa carretera es más segura para los xalapeños, para empezar porque como comentábamos, al no circular estos camiones de muchos ejes, algunos superan los siete ejes, bueno, pues si hacen el comparativo del costo, de los consumibles que es diésel, llantas, grasas, aceites, todo eso se están ahorrando al circular por una carretera de altas especificaciones”.

En noviembre del 2012, fue el expresidente Felipe Calderón el que inauguró el libramiento de Xalapa y la autopista Perote-Banderilla con una inversión de 4 mil 796 millones de pesos; pese a las protestas de la ciudadanía al señalar afectaciones medio ambientales que aún siguen esperando respuesta de las autoridades federales.

Aquí una de las citas del mandatario nacional durante su discurso en el magno evento:

“La obra es trascendente, porque a partir de que entre en funcionamiento este libramiento, la ruta privilegiada entre México y Veracruz volverá a ser como fue probablemente desde el tiempo de los aztecas, esta ruta de la montaña de la zona de Xalapa, a acercar quizá más que nunca a la Ciudad de México y el Altiplano con el estado de Veracruz, con su capital y con el puerto”. 

Como se señaló, las críticas hacia este proyecto se hicieron públicas, pobladores de Jilotepec y El Chiltoyac aseguraron que la construcción provocó escasez de agua, y con ello pérdidas en sus cosechas de café, principalmente.

Son 25 mil habitantes los que resultaron afectados en su vida diaria a causa de esta magna obra para la entidad, la cual secó arroyos y veinte manantiales. Los oriundos de las comunidades señalaron en aquella época que tenían que trasladarse a La Joya para abastecerse de agua, cuando antes, el vital líquido caía naturalmente y ante ello, acusaron ecocidio.

Otra de las principales quejas contra este proyecto construido para unir al altiplano, es el costo del peaje, además de los años de concesión a un consorcio español- portugués que durante 23 años más estará cobrando a quien opte por usar su autopista, la tarifa que ellos pidan, esto ante la omisión de la SCT, quien hasta ahora no da respuesta a las demandas de los sectores que se afirman dañados y que exigen una disminución a los costos.

El pasado mes de abril, encendió de nuevo los reflectores hacia el funcionamiento de la carretera y su tarifa, luego de que una unidad de transporte pesado, al quedarse sin frenos, impactó a cuatro vehículos que circulaban por el distribuidor vial de Araucarias.

Por fortuna, el accidente solo quedó en el susto y daños materiales, sin embargo, distintos actores políticos y la ciudadanía de nuevo cuestionaron el control de la autoridad hacia estos camiones, así como el precio que aplica la empresa COPEXA en el libramiento de la ciudad.

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook