Cuatro niños son asesinados cada día en México; la crisis es peor que en Siria o Palestina, alerta Save The Children a AMLO - ONEA
  • El país desciende en el índice global de la protección a los derechos de menores de edad

ONEA México. 26 de junio de 2019.  Debido a los altos índices de asesinatos a menores de edad registrados en el último año, México cayó tres lugares en el informe global de la asociación internacional “Save the Children”, dedicada a la defensa de los derechos de este sector de la sociedad.

De acuerdo a dicho ranking, nuestro país pasó del lugar 93 al 96 en una lista de 176 naciones. Al incremento de crímenes contra menores de edad, se le suma un crecimiento acelerado en el número de embarazos en adolescentes poniéndolo por debajo de otros países latinoamericanos, pero también de Siria o Palestina en cuestión de homicidios.

Según la directora de incidencia política de la organización, Nancy Ramírez, “el deceso de esta posición no es casual. Por tres años consecutivos, nuestro país ha mantenido altos índices en embarazos adolescentes y ha registrado un incremento en los homicidios en personas menores de 18 años de edad”.

Es este estudio países como Cuba, Chile y Barbados son los mejores calificaos en materia de defensa de derechos de los menores, mientras que México le pisa los talones a naciones rezagadas como Argentina y Perú. En la citada lista de naciones de Latinoamérica la peor calificación se la lleva Guatemala, acompañada en la parte baja del conteo por Honduras, Venezuela, Haití y El Salvador.

Ante el desolador panorama, Save the Children hace un llamado a las autoridades mexicanas encargadas de salvaguardar la seguridad, derechos humanos y garantías de los menores de edad, así como a reforzar sus estrategias de prevención y atención de la gravidez temprana.

Según el índice, en México son asesinados en promedio 4 menores al día, lo que equivale a que en este territorio el ataque a niños y niñas sea mucho mayor al registrado en países con conflicto armado, como Palestina o Siria.

Por lo anterior, la asociación considera “que un plan de gobierno que busca la construcción de paz debe tomar en cuenta las voces de las niñas y niños, y establecer estrategias específicamente dirigidas a ellas y ellos”.

Por otra parte, más de 300 mil adolescentes siguen dando a luz anualmente en el país, y es entre mujeres de tan solo 15 años de edad en donde se halla la mayor incidencia.

Tan sólo en 2017 se registraron casi 10 mil casos de embarazo en este rango de edad, los cuales “son evidente consecuencia de abusos sexuales”, señala la directiva de Save the Children.

Aunque el organismo reconoce avances de México en la reducción de la mortalidad infantil, la desnutrición, la deserción escolar, el trabajo infantil y los matrimonios tempranos, a pesar de ello, dichos problemas siguen afectando desigualmente a la población infantil que vive en zonas rurales o indígenas.

“Es más probable que una niña o niño indígena muera por enfermedades prevenibles, sufra desnutrición, no vaya a la escuela, trabaje desempeñando tareas peligrosas o sea obligada a casarse, si es niña o mujer adolescente. Es por ello que, a pesar de los avances, se deben redoblar los esfuerzos para llegar a las poblaciones que han sido históricamente marginadas y excluidas”, subrayó Ramírez.

Debido a a esta crisis, representa una urgencia que el actual presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno coloque los derechos de niñas, niños y adolescentes en el centro de las decisiones políticas, “implementando una política de Estado que garantice el desarrollo pleno, protección efectiva contra la violencia y la participación activa de la niñez y la adolescencia”.

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook