Listas, listos - ONEA

Por Martha Zamarripa


Al director de la compañía sueca de muebles IKEA no le quedó claro el concepto de corrupción cuando el Presidente le platicó que en su gobierno la combatía. En los países nórdicos como Suecia su estado de bienestar impide la corrupción.

Los suecos están situados a escasos lugares de Dinamarca, que ostenta el menor índice de corrupción a nivel mundial. El contraste con México es brutal. De 180 que existen, nos corresponde el lugar 138 en el ranking de corrupción. Somos lo opuesto a la transparencia. Aquí todo es opacidad.

Como en el sexo para la corrupción al menos se necesitan dos. Es un acuerdo confidencial entre corruptores y corruptos. Una relación de perversa complicidad donde comparten ganancia y culpa.

Ahora que comenzaron a inhabilitar  a servidores públicos, la ciudadanía no está conforme. Exige la confiscación de lo robado. Para una mayoría, eso es más importante que la cárcel.

Estos días circularon dos listas que debían ser secretas y cimbraron a la sociedad mexicana. Más, a los involucrados. Eran datos ocultos. La primera es la lista de empresarios que no pagaban impuestos en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

La segunda es la lista de periodistas a quienes les pagaban por hablar bien del gobierno. Y mal de los adversarios. Tienen algo en común: se beneficiaron de dinero público (nuestro) y hubo un engaño a la ciudadanía.

Aunque el SAT informó que en los sexenios de Calderón y Peña, condonaron 400 mil mdp, según Fundar la cifra es mayor. Regalaron casi 629 mil mdp de impuestos. Desde el 2016 Fundar exige al SAT revelar los nombres de los exentados de impuestos y sus montos desde antes de 2015.

Este cambio permitiría conocer los nombres y cantidades, de las secretas condonaciones que hizo Vicente Fox quien – en con su habitual opacidad – ordenó en 2003 al entonces IFAI, ahora INAI, mantener la información, oculta.

Los empresarios dejaron un enorme agujero en las finanzas públicas embolsándose dinero ajeno, al eludir sus obligaciones fiscales. Están amparados para no ser exhibidos. Quieren evitar que sus nombres y millonarias condonaciones sean reveladas.

Amparos  contra la corrupción que no merece salvoconductos, sino castigo.. Como si fuera su dinero, anteriores presidentes les regalaron lo que no era suyo.

A su vez, algunos periodistas engañaron y manipularon a la opinión pública. Disfrazaron la propaganda de noticia. Montan campañas contra adversarios, como si fuera información verídica. Decía el periodista polaco Kapuscinski que «Un periodista es una buena persona. Si no es buena persona, no es periodista». Habría que recordarlo.

En la lista de periodistas habrían recibido más de mil mdp del Gobierno de Peña Nieto. El mayor pago entregado es de 251 mdp y el menor de 1 millón 636 mil pesos. Empresarios y periodistas beneficiados por el gobierno en turno, son corresponsables de vulnerar el Estado de derecho y la democracia.

Es primera vez que un Presidente no tiene a la prensa de su lado. Su relación no es fácil con una parte del sector empresarial. Con el “no” rotundo al Grupo Atlacomulco y a sus afines, el Presidente firmó primero el divorcio del poder político y económico. Después, el decreto para no exentar de impuestos a ninguno.

La anterior tersa relación entre medios y gobierno, se truncó ahora. El anuncio de una drástica reducción de 60% en publicidad a medios y la negativa a “pagarles” servicios extraoficiales a periodistas, marcó un final. Grupos empresariales podrían resarcirlos para que sigan pintando el retrato que ellos quieran hacer de este gobierno.

El combate a la corrupción como eje principal de un Gobierno en México, es terreno nuevo. Se camina a tientas en un escenario inédito. Los afectados de ambas listas están en pie de guerra. De un lado es una lucha contra la corrupción, y del otro, una guerra contra el que combate la corrupción.

La sociedad debe estar alerta y definir lo que quiere. Acceder a la democracia, cuesta. Estos dos grupos quieren conservar los mismos privilegios. La prenda indispensable de la democracia es la transparencia. Hay que defender la democracia de los “listos” de las listas.

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook