Balance de la 4T a seis meses: Logros y desaciertos - ONEA

ONEA México/Esperanza Negrete. 31 de mayo de 2019. El candidato más presidenciable de México, según los ciudadanos, llegó al poder después de un largo camino de campañas y trabajo. Los mexicanos lograron ver en la silla presidencial a la persona por la que de hecho votaron, esta vez sin fraudes ni elecciones manipuladas.

Las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador fueron el impulso con el que esperanzó a millones de personas luego del hartazgo general por vivir en un país en el que las autoridades no llegaban a servir, sino a servirse y que dejaron un país desecho a punto de colapsar en cada uno de sus ámbitos.

En este recuento de los primeros seis meses de su gobierno, ahondamos un poco más en los logros que ha tenido, pero también en lo que consideramos han sido desaciertos que deberán ser corregidos por el bien del país.

Combate al huachicol

AMLO comenzó su sexenio con una guerra contra el ‘huachicol’ que nunca se había visto en otras administraciones.

La lucha contra la corrupción, que ha sido su mayor bandera desde campaña, empezó justamente con el combate al robo masivo de hidrocarburos, una de las mayores fugas de dinero en México. Sin duda, hubo un gran impacto en la ciudadanía con el desabasto de la gasolina en diferentes puntos del país, sin embargo, las opiniones positivas y las aprobaciones acallaron las críticas.

De acuerdo con una encuesta de El Financiero, el 89 por ciento de los mexicanos respaldó completamente el plan de AMLO contra el ‘huachicol’, lo que refleja una percepción ciudadana positiva, a pesar de que mucha gente sufrió la falta de diésel y gasolina. La legitimidad y la legalidad de esta medida fueron aplaudidas con todo y los daños colaterales.

Los agravantes de este saqueo a Pemex se reflejaron en las pérdidas anuales de más de 60 mil millones de pesos, cifra que se triplicó en el sexenio de Enrique Peña Nieto sin que nadie metiera las manos por la petrolera, y más bien se utilizara para sobornos, saqueos y beneficio propio de sus directivos y altos mandos.

Asimismo, el crecimiento del interés de la delincuencia organizada por acaparar también este rubro se tradujo en el incremento de violencia, inseguridad y muerte, sobre todo en zonas donde había más tomas clandestinas.

López Obrador, no obstante los costos, adentró al ejército en las instalaciones de la estatal y sin más, cerró ductos, evitando una fuga mayor.

Popularidad

Desde el hartazgo de la ciudadanía por el lastre de corrupción e impunidad que tantos años se heredó de administraciones priistas y luego con dos sexenios atroces del PAN, la gente se decidió por el cambio, y AMLO era el candidato por excelencia de acuerdo a las expectativas de los mexicanos.

La popularidad del Presidente se ha mantenido conforme a las acciones del Gobierno federal. Según El Heraldo de México, el 70 por ciento de los mexicanos considera que estamos mejor que hace un año, a pesar de que prevalece el grave problema de la inseguridad.

Una de las propuestas que más ha favorecido la imagen y la credibilidad de AMLO es la reducción de salarios a funcionarios públicos, y el plan de austeridad generalizado, que es, sin lugar a dudas, lo que más ha dolido en los bolsillos de los mexicanos: el saqueo interminable a las arcas de cada una de las dependencias de gobierno.

Plan de austeridad y lucha contra la corrupción

Recientemente se dio a conocer el memorándum del Plan Nacional de Austeridad Republicana, en el que se detallan las acciones por abordar sobre los recortes a gastos no indispensables.

Y si bien no es lo mismo austeridad que corrupción, en este gobierno han ido de la mano en la búsqueda de la anulación de esta mala praxis que le ha costado a nuestro país estar entre los peores números del Índice de Percepción de Corrupción elaborado por Transparencia Internacional.

México cayó 33 peldaños durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Al empezar el mandato priista, el país se encontraba en la posición 105 del ranking, pero para 2018, al finalizar su administración, llegó al puesto 138 de los 180 países evaluados.

La austeridad fue una firme promesa de campaña bajo el obvio argumento del derroche de recursos a costa de las arcas del país: sobreprecios, desvío de dinero, moches, ‘huachicol’ no solo de hidrocarburos, sino de medicamentos y equipo sanitario, aviadores, licitaciones pactadas, lujos, excesos, bonos sin razón, salarios exorbitantes, mordidas, viajes, fiestas, comida gourmet y un sinfín de gastos inútiles que han desgastado a nuestro país.

Las autoridades de esta administración no están buscando gastar menos dinero sino invertirlo en las necesidades reales de la población; más que ahorrar se requiere evitar el robo y que los fondos federales se usen de manera adecuada, como siempre debió haber sido.

Con este paquete de corruptelas, el sello de Andrés Manuel no podía ser otro que tomar distancia de estas acciones, y el primer paso fue cerrar Los Pinos a privilegiados y abrir el recinto para todos, seguido de la desaparición del Estado Mayor Presidencial, símbolo de la protección al poder, y el despido masivo de funcionarios no necesarios.

Guardia Nacional

La seguridad es una obstrucción de dimensiones descomunales que resta al crecimiento del país. Es un problema de antaño que se ha multiplicado a la par de la pobreza y que ha lacerado de manera tajante a México, convirtiéndolo en un gran cementerio lleno de fosas clandestinas, muerte y desapariciones.

La creación de la Guardia Nacional entonces, se metió a la agenda con carácter urgente. A pesar de las polémicas alrededor, por los antecedentes de elementos del Ejército pisoteando los Derechos Humanos y reprimiendo a la ciudadanía en años anteriores, al final hubo un resultado que enmarca perfectamente por qué es necesario una nueva autoridad frente al combate a la violencia.

Esta Guardia es un híbrido entre disciplina militar con un titular de carácter meramente civil, bajo el mando de Alfonso Durazo, y se define como “una institución del Estado que participará en la salvaguarda de la libertad, la vida, la integridad y el pleno ejercicio de los derechos de las personas, protegiendo su seguridad y patrimonio, así como los bienes de la Nación, en los casos y bajo las condiciones dispuestas en esta Constitución y en las leyes”.

Reformas constitucionales

Entre las reformas en espera están:

El senador Martí Batres hizo la declaratoria de validez de la nueva Reforma Educativa, a partir de que 22 congresos aprobaron la reforma Constitucional.

De igual forma, la Cámara de Diputados aprobó la reforma constitucional en materia de consulta popular y revocación de mandato.

El pleno del Senado de la República aprobó la modificación a los artículos 108 y 111 de la Constitución Política del país en materia de fuero, tanto para el Presidente de la República como para diputados federales y senadores.

La aprobación de reformas para garantizar los derechos laborales de las personas trabajadoras del hogar, entre ellos, el acceso a la seguridad social.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen con el que se reforman disposiciones de la Constitución en materia de paridad de género.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó también, en lo general, el dictamen por el que se crea la Ley Federal de Austeridad Republicana de Estado, título que fue bandera de campaña de López Obrador.

Programas sociales

El Gobierno en sexenios pasados fungió como un elefante blanco de alto coste que no se distinguió por apoyar a los grupos más vulnerables, y más bien las instituciones dedicadas a los apoyos sociales fueron las más saqueadas: Sedesol, Sedatu, IMSS, ISSSTE, a plena vista del Gobierno federal, fueron desmanteladas sin castigo alguno. Hasta 2016, el Coneval reportó que México cuenta con una población de más de 50 millones de pobres.

Según Forbes, “el Inegi revela que el trabajo infantil en México afecta a 3.2 millones de menores de edad, de entre 5 y 17 años y, aunque la tasa disminuyó 11 por ciento en 2017, todavía es alta. De acuerdo con esta institución, la educación es uno de los rubros con mayor rezago. Aproximadamente 2.2 millones de adolescentes abandonan la escuela cada año por insuficiencia de recursos económicos en sus hogares, y 14.4 por ciento de ellos se ven en la necesidad de dejar los estudios para trabajar y ayudar en los gastos del hogar”.

Por eso, uno de los objetivos del nuevo Gobierno es atacar este problema desde la raíz a través de diversos programas sociales que destinan recursos directamente y sin intermediarios a la población marginada y más vulnerable con los siguientes programas:

  • Programa para el bienestar de las personas adultas mayores: apoyo universal a mujeres y hombres de más de 68 años en todo el país.
  • Programa pensión para el bienestar de las personas con discapacidad: apoyo a niñas, niños y jóvenes de hasta 29 años que tienen discapacidad permanente, así como a personas con discapacidad de 0 a 64 años que vivan en comunidades indígenas.
  • Programa nacional de becas para el bienestar ‘Benito Juárez’: dirigido a niñas, niños y jóvenes menores de 18 años, cuyos hogares se encuentren en situación de pobreza extrema y que estudien en una escuela pública, desde preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.
  • Jóvenes construyendo el futuro: tiene como propósito que jóvenes de entre 18 y 29 años de edad que no se encuentren estudiando ni trabajando reciban capacitación laboral.
  • Jóvenes escribiendo el futuro: becas a los jóvenes que estudien la universidad, que tengan menos de 29 años y no reciban otra beca del gobierno federal.
  • Sembrando vida: se trata de un apoyo económico a aquellos campesinos que tengan un ingreso inferior a la línea de bienestar rural, también a los que sean propietarios o poseedores de 2.5 hectáreas disponibles para proyectos agroforestales.
  • El programa nacional de reconstrucción: está orientado a personas afectadas por los sismos en Chiapas, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Ciudad de México.
  • Desarrollo urbano y vivienda: se trata del Programa de Mejoramiento Urbano y Vivienda en 14 municipios del país, tanto en ciudades de la frontera norte como en polos de desarrollo turístico para la rehabilitación o el mejoramiento de espacios públicos.
  • Tandas para el bienestar: un millón de pequeños negocios recibirán el beneficio de un crédito a la palabra para la adquisición de insumos y herramientas.

Economía al alza

La economía mexicana, otro factor de decrecimiento en México, ha fluctuado en los últimos sexenios en un balance más negativo que positivo. El mandato de Peña Nieto dejó una deuda pública histórica, y temas pendientes como inflación y calidad de empleo. Su sello en esta materia es una economía más que nada adversa.

Por eso es uno de los temas de mayor interés público, al que AMLO ha dado énfasis casi en cada una de sus conferencias matutinas en las que ha afirmado, por ejemplo, que la Inversión Extranjera en la Bolsa Mexicana de Valores ha crecido 27 por ciento en cuatro meses, y de igual forma aseguró que la Inversión Extranjera Directa (IED) llegó a los 10 mil millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que supuso un aumento del 7 por ciento frente al mismo período del año anterior. Ha reiterado en diversas ocasiones que la economía mexicana “va muy bien”, que la inflación “está abajo” y que se está “reactivando la economía popular”.

En la conferencia del pasado 16 de mayo, aseguró que “tenemos un peso fuerte todo el tiempo que llevamos, hagan la cuenta, vean cómo estaba el peso con relación al dólar cuando llegamos y cómo está ahora, y creo que este también es un buen indicador”.

Conferencias mañaneras

Cada día, desde que inició su mandato, López Obrador da una conferencia matutina en la que anuncia las acciones de su gobierno, tanto las que se han hecho con sus resultados como las próximas a iniciarse.

En estas “mañaneras”, como se conocen en redes sociales, el mandatario invita a parte de su gabinete a participar para despejar las dudas de los periodistas y reporteros. Si bien el discurso del Presidente es muy sencillo, lo que ha creado es un espacio abierto al diálogo y al cuestionamiento sin censura, en el que contesta cada una de las preguntas sin importar el tema.

Estas conferencias dan una sensación de cercanía que no se había tenido con otro mandatario, y se incrementa la percepción de que se está trabajando realmente.

Pero no todo es color de rosa.

Andrés Manuel es el Presidente del cambio, sí, pero como dijera el Tío Ben a Peter Parker, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y el comienzo de este sexenio ha tenido resultados malos en algunos rubros, pues si bien es cierto que el cambio ya se dio, no hay que olvidar que nos dejaron un país en ruinas y que no debe ser una tarea fácil arreglarlo en tan poco tiempo.

Inseguridad

Este 2019 comenzó de la mano con AMLO, y en el área de inseguridad no estamos nada bien, pues según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), las últimas cifras de violencia son muy altas y significan el inicio de sexenio más violento en la historia del país.

En la actualización de esta numeralia, entre diciembre del 2018 y enero de este año, se registraron 6,307 homicidios; “el promedio diario de homicidios a nivel nacional en el primer trimestre del sexenio actual creció, en comparación al último trimestre del gobierno pasado, al pasar de 92.4 a 94.7 casos”, dice Animal Político.

“El problema que veo es el fortalecimiento del Estado de excepción, ensanchando el uso del derecho penal de excepción como la prisión preventiva automática y el uso de las fuerzas armadas, sabiendo que desde la academia eso no va a dar los resultados en materia de seguridad”, consideró la profesora e investigadora de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Catalina Pérez Correa.

No obstante, López Obrador ha atribuido este rezago a los gobiernos anteriores que, como lo ha dicho él, se involucraron con el crimen organizado.

Llevará tiempo solucionar la inseguridad

“Se desató la violencia, pero la estamos estabilizando, que no continúe la tendencia de incremento en violencia. Nos va a llevar algún tiempo, pero va a empezar a bajar”, prometió en una conferencia.

AMLO promete consolidar la estrategia precisa en materia de seguridad en tan solo seis meses, basada en tres puntos: el bienestar de la ciudadanía, la Guardia Nacional y la anulación de la corrupción.

Adjudicaciones directas

Como ya lo hemos reiterado, que las adjudicaciones directas no estén fuera de la ley no significa que sean el mejor camino a seguir en los contratos millonarios para los servicios que necesita el país.

“En las últimas semanas, la opinión pública mexicana ha cuestionado el hecho de que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha adjudicado de manera directa cerca del 80% de los contratos registrados en Compranet, contrario a su promesa de campaña de dar prioridad e impulso a las licitaciones abiertas a fin de dar oportunidad a más empresas en la participación de obras públicas”.

Las adjudicaciones directas se realizan para la adquisición de un servicio o un bien cuando no existe una competencia entre proveedores de estos. Sin embargo, son las licitaciones públicas la mejor opción para promover la sana competencia y que se garantice encontrar el mejor producto al mejor precio.

Incluso la propia Secretaría de la Función Pública (SFP) recomienda las licitaciones por encima de las adjudicaciones directas, no obstante, existe opacidad en la justificación acerca del por qué el gobierno de López Obrador ha recurrido constantemente a esta vía.

Por el momento y luego de un balance fluido del nuevo sexenio, López Obrador encabeza los resultados con un 67% de aprobación, lo que indica que el presidente de México es el mandatario mejor evaluado de todo el continente americano, de acuerdo con un reporte de la encuestadora Consulta Mitofsky.

Gráfica: Consulta Mitofsky

Nos toca solidarizarnos con el bienestar del país, ser mejores ciudadanos para la sociedad y esperar un poco más para seguir analizando de manera crítica los resultados del Presidente de México.

 

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook