Desvían 650 mdp de Salud en bienio de Yunes Linares - ONEA

ONEA México/Jair García. Xalapa, Veracruz. 26 de abril de 2019. Los alimentos, el agua purificada, la ropa de hospital, el oxigeno, el mantenimiento de equipo médico, el lavado de cisternas y hasta los extintores, fueron no sólo necesidades de la red hospitalaria de Veracruz, sino la oportunidad adecuada para haber desviado más de 650 millones de pesos en la Secretaría de Salud durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Incluso se llegó a pagar hasta la contratación de buzos especializados, para limpiar cisternas, donde ni siquiera las había.

Desde la Dirección de Servicios Generales, cualquier proveedor interesado en un contrato, no debería preocuparse por tener una empresa legalmente constituida, ni tampoco por tener experiencia en el ramo del servicio que buscaba proveer, lo realmente importante era ofertar un soborno a los funcionarios que ahí laboraban.

Empleados de la Secretaría de Salud, así como algunos proveedores, relataron que les llegaron a cobrar hasta el 30 por ciento del monto total del contrato, para que les fuera asignado. Esto obligaba a elevar los costos de los servicios que proveían o incluso hacer trampa, como en el caso del suministro de alimentos que reportaban más raciones, de las que realmente repartían para así cobrar más.

Al frente de esta red, se encontraba el ex director administrativo Miguel Ángel García Ramírez (quien fue director administrativo del ISSSTE en la gestión de Miguel Ángel Yunes Linares), quien dio carta abierta a todos los funcionarios de la Dirección de Servicios Generales para poder realizar los cobros.

Algunos trabajadores que pudieron ver esta situación y algunos empresarios, que confesaron en algún momento aceptaron los términos, dijeron que ya no se puede permitir más, pues el grupo de funcionarios de la Dirección de Servicios Generales prácticamente es el mismo desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán, pasando por el de Javier Duarte y el de Miguel Ángel Yunes Linares.

Detallaron que únicamente han rotado e intercambiado los puestos, pero prácticamente se mantiene la misma plantilla en el actual gobierno estatal. Entre quienes participaron en estas irregularidades mencionaron a Erika Vázquez Flores, José Luis Sánchez Pórtela, Carlos Rubén Martínez Morales, Heriberto Domínguez López y Antonio Pineda Borja.

“Buzos” en los hospitales

Bajo la justificación del mantenimiento y limpieza de las cisternas de los hospitales, se lanzó la licitación pública nacional LS-103T00000-011-17 relativa al servicio subrogado de limpieza de cisternas y tanques elevados para hospitales.

La ganadora fue la empresa Consultoría CANAVI SA de CV, ubicada en una casa de interés social en la calle Bugambilia número 27, Lomas del Vergel, en el municipio de Veracruz. Tal empresa, de acuerdo a su giro comercial brinda asesoría jurídica, sin embargo lo mismo le facturó 2 mil pesos de alimentos a la Secretaría de Gobierno, que 3.5 millones de pesos a la Secretaría de Salud para la limpieza de las cisternas.

Esto implica, que el costo de limpieza de cada una de las 55 cisternas ubicadas a lo largo de los hospitales de la Secretaría de Salud costó 65 mil pesos.
Otras empresas especializadas en proveer el servicio de limpieza especializado en hospitales, habrían realizado el mismo trabajo por sólo 15 mil pesos, pero incluso, si la Secretaría de Salud hubiera pagado por los químicos, el equipo especializado y la capacitación de su propio personal para hacer la limpieza anual de las cisternas, les habría costado en promedio 19 mil pesos por cisterna.

Extintores

El suministro de carga y recarga de los extintores en la red hospitalaria de Veracruz, también fue aprovechado por la administración yunista para obtener dividendos a costa del erario público.

Tal es el caso de la licitación LS-103T00000-006-17 relativa a la recarga de extintores portátiles de los servicios de salud de Veracruz.

Desde las propuestas se presentaron irregularidades en la Ley de Adquisiciones, pues participaron Construcciones Toqu SA de CV, así como Ángel Omar Hernández Pimentel (Extinmex) y Seguriver SA de CV, éstas dos últimas pertenecían a la misma persona.

Al final por un monto de 845 mil 729 pesos le fue asignado el contrato a Construcciones Toqu SA de CV, con domicilio fiscal en la calle Reforma, #514, Int. 0, Colonia Del Rosario, en Nogales, Sonora.

Debido a que para dicha empresa, resultaba más barato subcontratar, decidió hacerlo con la empresa Extinmex, lo cual está prohibido por la Ley de Adquisiciones.

Personal de la Secretaría de Salud, explicó que conforme al contrato, cada uno de los extintores debería contar con los sellos de garantía con el nombre de la empresa ganadora, es decir Toqu SA de CV, pero hoy en día todos los equipos tienen el nombre de Extinmex, irregularidad que toleró el gobierno yunista.

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook