Enrique Cárdenas, un ‘disfrazado político’ que no ganará la gubernatura de Puebla - ONEA

ONEA México/Esperanza Negrete. 28 de marzo de 2019. La afirmación de que el economista Enrique Cárdenas Sánchez no ganará la gubernatura de Puebla no es gratuita, sino que está sustentada en una pobre trayectoria ‘política’ plagada de fracasos y deslealtades.

Como consecuencia del lamentable accidente aéreo en el que perdió la vida Martha Erika Alonso (al momento gobernadora constitucional de Puebla para el período 2018-2024), fue nombrado un gobernador sustituto, Guillermo Pacheco Pulido y, además, el Congreso local convocó a una elección extraordinaria para el próximo 2 de junio.

En este contexto, Cárdenas fue ungido candidato a la primera magistratura poblana postulado por el partido Movimiento Ciudadano (especializado en reciclar ‘cascajo político’), a la cual se sumaron el PRD y el PAN para conformar una candidatura en común.

Pero ¿quién es ECS?

Cárdenas Sánchez en un personaje formado en el sector académico y su puesto más destacado es haber sido rector de la Universidad de las Américas campus Puebla, sin embargo, a este cargo llegó por default, ya que cuando contendió fue superado por Demetrio Bolaños Guillén, quien tuvo que renunciar a la rectoría permitiendo entonces el ascenso del economista citado.

Se apunta con Morena

Fue apenas en 2017 que, ante el crecimiento en las simpatías electorales del Movimiento de Regeneración Nacional, Cárdenas buscó colarse como candidato ciudadano a la gubernatura, y para ello se auto promocionó en un artículo de su autoría publicado en El Financiero en agosto del 2017.

En dicho texto propagandístico, el novel político comete dos errores graves: presumir ser el candidato de Andrés Manuel López Obrador y lanzarse con todo en abierta denostación del morenovallismo.

El primer tema prendió las luces de alerta en los morenistas poblanos que buscaron el apoyo de Yeidckol Polevnsky, líder nacional de Morena e integrante del primer círculo de AMLO, misma que desbarrancó las pretensiones de Cárdenas para impulsar a Miguel Barbosa, un personaje con amplia trayectoria local y nacional en la izquierda.

Detractor del PAN

Sin embargo, antes de tomar un rumbo diferente en su corta carrera política, Enrique Cárdenas tuvo el desatino de hacer comentarios atroces sobre el mandato panista de ese momento:

“…la perspectiva política en Puebla es realmente lamentable. Pensar que nuevamente se perfila la sucesión de gobiernos que se han caracterizado por corrupción, arbitrariedad, abuso de poder y mal uso de los recursos, amén del abandono de la gente más vulnerable y la debilidad económica general…”, refiriéndose al gobierno de Rafael Moreno Valle en su columna para El Financiero.

Asimismo, en una conferencia a medios, afirmó que “Morena en campaña se va a enfrentar a un aparato que está acostumbrado a arrasar, a usar el espionaje, a usar las amenazas, a amedrentar a la gente, condicionar el voto (…) pero yo creo que se puede ganar, porque son muchos más los ciudadanos que ya están hartos”, refiriéndose al grupo morenovallista.

Morena se deslinda y se va como independiente

Al no ser la primera opción de Morena, optó por tomar el camino independiente que, desafortunadamente para sus intereses, tampoco lo llevaría al triunfo.

Y así, con el respaldo del grupo ciudadano “Sumemos”, en diciembre del 2017, Cárdenas se lanzó a las calles a recolectar apoyo para alcanzar un lugar en la boleta electoral, sin embargo, su entusiasmo no se vio reflejado en la recaudación de las necesarias 132 mil 500 firmas, de las cuales sólo obtuvo 24 mil 366, por lo que su participación en la jornada electoral, de nuevo se vio truncada.

¿PVEM también?

En su sinuoso camino por la búsqueda implacable de la gubernatura, específicamente en marzo del 2018 y ante la evidente falta de apoyo ciudadano, Enrique Cárdenas inició sus primeros acercamientos al Partido Verde Ecologista de México para competir de nuevo, pláticas que al final no rindieron frutos.

MC lo abandera y PRD y PAN se unen al llamado

La jornada electoral se llevó a cabo sin su nombre en la boleta, pero eso no lo hizo claudicar, su profunda ambición lo llevó de nueva cuenta a tocar puertas, cualquiera, buscando quién lo recibiera.

Así que, a principios de este mes, el partido Movimiento Ciudadano (MC) presentó a sus filas a su nuevo candidato por la gubernatura de Puebla, el mismísimo Enrique Cárdenas Sánchez, aquél que no ha podido llegar a la cima mediante ninguna de las tantas veredas que ha querido acaparar.

Y así, sin ser militante de ningún partido, a su candidatura se le unieron, por razones desconocidas, el PRD y el PAN, juntos la derecha más derecha y el partido ‘izquierdista’ que alguna vez fuera una gran fuerza política del país.

Los panistas no lo quieren

Y aunque Cárdenas seguramente se encuentra jactancioso de que otro partido (tres, específicamente) haya decidido respaldarlo una vez más, no todos están contentos, principalmente una gran parte de la fracción panista que no olvida las insultantes declaraciones que en el pasado tuvo hacia su partido y su gente.

La inconformidad por esta decisión no unánime y totalmente arbitraria no tardó en hacerse evidente y las enunciaciones contra esta resolución fueron saliendo una a una:

Jesús Zaldívar Benavides, exdiputado local albiazul exigió a Cárdenas una disculpa pública por sus lamentables afirmaciones.

Jesús Giles Carmona, expresidente estatal del PAN en Puebla, pronosticó la derrota de su partido en las urnas porque asegura que Cárdenas “no representa al PAN, a sus estructuras, ni a su militancia”.

Blanca Jiménez Castillo, exaspirante a la gubernatura y militante panista de hecho, advirtió que el economista no encontrará el apoyo que busca porque “los militantes del PAN merecemos respeto, nosotros mandamos una terna y tenía que ser tomada en cuenta. Desafortunadamente vimos que no lo hicieron, no consideraron a ninguno de nosotros cuando siempre hemos dado la cara.

Cualquiera de los tres hubiéramos dado una batalla digna, con trabajo y esfuerzo, siempre procurando la unidad del partido, cualquiera de nosotros hubiera garantizado la unidad del partido”, enfatizó.

Otros panistas se han sumado a este rechazo, como el exregidor Pedro Gutiérrez Varela, el aspirante a candidato Sulpicio Marcelino Perea Marín y José María Iguíniz Cárdenas, quienes exigieron la renuncia de Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional del PAN, por haber fracturado y polarizado el partido al designar a Cárdenas como su candidato, pues aseguran que “esta decisión atropella los derechos de los siete ciudadanos y militantes que se inscribieron en el proceso de selección de candidato a gobernador”.

Gutiérrez Varela afirmó que una de las consecuencias de esta fragmentación interna es la renuncia de Salvador Escobedo Zoletto a la Secretaría General del Comité Directivo Estatal (CDE), puesto que la preside Genoveva Huerta Villegas, afín a la candidatura de Cárdenas, y por lo que manifestó que el candidato “escupió al partido, lo criticó y ahora se le entrega en bandeja de plata una candidatura que, además de ilegal, es inconsecuente con las creencias de Cárdenas y el PAN”.

Una candidatura fallida desde su cuestionable origen

Cárdenas se quiso asumir como un líder emergente partiendo de una premisa errónea: construir su candidatura desde las cúpulas partidistas, en lugar de generar consensos entre los grupos locales apegándose a la máxima del experimentado exlíder camaral de los Estados Unidos, Tip O’Neill: toda política es local.

En segundo término, ECS ya está plenamente identificado como un ‘trapecista’ político, un oportunista, lo cual será uno de sus flancos débiles en las campañas negras de las redes sociales.

Por último, ante el poderío de Morena, Cárdenas solo tiene como sustento el rechazo del morenovallismo, un panismo fragmentado, un PRD agonizante que por sí solo no repunta y un Movimiento Ciudadano que finalmente sólo busca conservar el registro.

El travestismo del multicitado tan solo lo llevará a desarrollar una candidatura testimonial que no trascenderá, pero que será recordada como el desacierto que hundió más a los ya expirantes partidos que erróneamente lo patrocinaron.

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook