ASF encuentra pagos indebidos, desvíos y daño al erario en gobierno de Yunes Linares - ONEA

ONEA México/Jair García. 01 de marzo de 2019. Así como en la administración de Javier Duarte de Ochoa “se prendió la licuadora”, lo mismo ocurrió en el gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares, a quien la Auditoría Superior de la Federación le observó que mezcló recursos sin identificar los pagos hechos de diversos fondos.

Esto consta en la Auditoría Cumplimiento Financiero: 2017-A-30000-15-1467-2018 que se hizo a los recursos enviados al programa Apoyos a Centros y Organizaciones de Educación.

Aunado a ello existen más de 100 millones de pesos presuntamente desviados entre la Sefiplan y la SEV durante el gobierno yunista, de lo cual ya tiene comprobación la Auditoría Superior de la Federación y difícilmente los exfuncionarios yunistas podrán solventar.

De acuerdo con la tercera parte de la entrega del Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2017 que presentó la Auditoría Superior de la Federación, se detectó que tanto la Secretaría de Educación de Veracruz como la Secretaría de Finanzas y Planeación cayeron en diversas irregularidades, que ameritó que de inmediato se abrieran promociones de responsabilidad administrativa sancionatorias.

El informe indica de manera textual “La SEFIPLAN pagó a cuenta y orden de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Veracruz recursos por 152  millones 739 mil 600 pesos y le transfirió 2 mil 803 millones 260 mil 400 pesos, para lo cual utilizó seis cuentas bancarias productivas, las cuales no fueron específicas, debido a que se mezclaron con recursos de otras fuentes de financiamiento. Asimismo, se generaron rendimientos financieros por 4 millones 121 mil 500 pesos, los cuales fueron transferidos a las cuentas de la SEV; sin embargo, no fue posible su identificación”.

A la par se verificó que el saldo bancario de la SEFIPLAN se corresponde con los registros contables y presupuestales; sin embargo, los saldos de las cuentas bancarias de la SEV no fueron coincidentes con los registros contables y presupuestarios, debido a que los recursos se mezclaron con otras fuentes de financiamiento.

Por tal razón, el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación del Estado de Veracruz inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos, y para tales efectos, integró el expediente número CG/OIC-SEV/ASF-023/2018.

Desvío millonario

En el año 2017, en que hubo elecciones municipales en Veracruz, la administración del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares desvió más de 124 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), que a decir de diputados locales de MORENA pudieron ir a parar a las elecciones de dicho año.

De acuerdo con la tercera entrega del Informe de Resultados que la Auditoría Superior de la Federación entregó a la Cámara de Diputados, en el gobierno yunista se establece que hay pagos sin justificar, cheques a personas que no existen, intereses bancarios que no aparecen, pagos indebidos a maestros comisionados, a personas que no acreditaron laborar para el sistema de educación básica y hasta los lideres sindicales.

Se precisa en el informe de resultado, resalta la observación número 2017-A-30000-16-1478-06-007 en la cual establece que se constató que la Secretaría de Finanzas y Planeación pagó a sindicatos, la Comisión Federal de Electricidad, la Comisión Municipal de Agua Potable y al Instituto de la Policía Auxiliar con recursos del FONE la cantidad de 88 millones 633 mil 615 pesos con 48 centavos, sin embargo, de dichos pagos no se proporcionó la documentación justificativa y comprobatoria, y sólo se dijo que ahí se erogó tal cantidad.

Se verificó que la Secretaría de Educación Pública realizó 5 mil 374 pagos indebidos al Gobierno del Estado de Veracruz por cuenta y orden de la SEV, por 21 millones 302 mil 900 pesos a mil 140 trabajadores, posteriores a la fecha de baja de la dependencia, los cuales contaron con mil 824 plazas en mil 69 centros de trabajo.

Otro presunto daño a la hacienda pública fue porque se constató que se cancelaron 607 cheques por concepto de jubilación, bajas definitivas y fallecimientos que ya se habían pagado por un monto de 5 millones 87 mil 700 pesos; sin embargo, no se acreditó el reintegro correspondiente a la cuenta del fondo.

De igual forma se verificó que se realizaron mil 987 pagos a 32 trabajadores que no acreditaron haber realizado funciones destinadas a educación básica y normal, los cuales contaron con 56 plazas por un importe bruto anual de 5 millones 903 mil 300 pesos adscritos a 5 centros de trabajo, entre los que destacan los denominados “Coordinación de Profesiones, Programa de Educación a Distancia y Dirección para la Incorporación de Escuelas Particulares”.

La SEP realizó 276 pagos indebidos al Gobierno del Estado de Veracruz por cuenta y orden de la SEV por un millón 762 mil 900 pesos, a 56 trabajadores con licencia sin goce de sueldo, los cuales contaron con 80 plazas en 51 centros de trabajo, según consta la auditoría número 2017-A-30000-16-1478-06-004.

A decir de los diputados locales de MORENA, esas habrían sido las justificaciones del gobierno panista para desviar fondos hacia las campañas municipales, donde la coalición PAN-PRD ganó la mayoría de los ayuntamientos.

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook