El despiadado gabinete de Peña Nieto - ONEA

ONEA México. 15 de febrero de 2019. El gabinete de Enrique Peña Nieto fue uno de los más corruptos que ha conocido la historia de México. Mujeres y hombres implacables que se dedicaron a destruir la poca confianza que algunos mexicanos todavía tenían en el PRI, pisoteando el nombre de su partido.

Todos estuvieron involucrados en, por lo menos, un escándalo.

Redes de espionaje, corrupción, desvío de recursos, abuso de poder, enriquecimiento ilícito, demandas, lujos, mansiones, estafas y más atrocidades marcaron el último mandato del PRI.

Algunos de ellos desaparecieron de la vida pública ante su inevitable caída.

Rosario Robles, Luis Videgaray, Pedro Joaquín Coldwell, Gerardo Ruiz Esparza y Arely Gómez están incluidos en esta gran lista de infractores y delincuentes.

Rosario Robles Berlanga: El diario Reforma publicó que cuando Robles era titular de la Sedesol, de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, y de la Sedatu, del 27 de agosto al 2018, se transfirieron 1,311 millones de pesos a Monex y a CI Banco, dinero que se dispersó a cuentas domiciliadas en distintos países.

Sedesol y Sedatu firmaron convenios con Radio y Televisión de Hidalgo y el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, respectivamente, quienes a su vez subcontrataron a 84 proveedores, de las cuales 13 resultaron ser empresas fantasmas, a las que les encargaron parte de los trabajos solicitados por las dependencias.[1]

Luis Videgaray Caso: Uno de sus peores escándalos fue a principios del 2015, cuando salió a la luz que la mansión de Videgaray fue supuestamente comprada al Grupo Higa sin ningún beneficio comercial; en otras palabras, Grupo Higa compró la casa por 7.5 millones de pesos y en ese precio, 10 meses después, se la vendió al señor secretario, quien para defenderse afirmó que con el producto de su gran esfuerzo pudo adquirirla.

Pedro Joaquín Coldwell: La organización Mexicanos Contra la Corrupción realizó un reportaje sobre los presuntos malos manejos de Pedro Joaquín, quien fuera titular de la Secretaría de Energía (Sener). En el texto titulado Gasolinazo: el secretario de energía no da litros de a litro y el titular de la Profeco verifica a su familia, el equipo de reporteros encargado de la investigación denunció que Coldwell y su familia han acaparado el negocio de la gasolina en Cozumel, Quintana Roo, y que incluso los han cachado vendiendo litros incompletos.[1]

Gerardo Ruiz Esparza: El 12 de julio de 2017 dos personas murieron a causa de un socavón que se abrió en la autopista de Cuernavaca, la cual costó 2 mil millones de pesos y tenía solamente tres meses de haberse estrenado. Por su parte, Ruiz Esparza, encargado de la obra, negó tener alguna responsabilidad con respecto a este tema y, por el contrario, dijo que las víctimas ‘pasaron un mal rato’.

También fue señalado por su relación con la empresa española OHL, la cual ha construido y opera diversas carreteras del país.

En 2015 se hicieron públicos unos audios de llamadas telefónicas entre directivos de la empresa y Ruiz Esparza, en las que se revela que el Gobierno Federal había entregado información privilegiada a la compañía ibérica, con el firme propósito de que esta ganara licitaciones.

Arely Gómez: La encargada de la PGR dejó muchos pendientes tras su salida, entre los que se encuentran la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, la segunda fuga del capo narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, y los señalamientos que se le hicieron por intervenir para que el priista Humberto Moreira fuera liberado por la justicia española, además de que un diario español afirmó que funcionarios de la embajada mexicana apoyaron al exfuncionario. Sin embargo, Arely Gómez dijo que habló con la fiscal de España para conocer la situación legal de Moreira, como se hace con otros casos, no para beneficiarlo.

 

Síguenos y comparte:
Follow by Email
Facebook
Facebook