#Columna: "Miguel Ángel Yunes, opacidad y mentiras", Carlos Meza - ONEA

Después de que el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, mostrara “valentía y aparente congruencia” al prometer recuperar el dinero de uno de los más corruptos gobernadores que este país haya tenido memoria, Javier Duarte de Ochoa, las cosas en Veracruz van de mal en peor. Crecimiento en la inseguridad, alza en el índice de feminicidios, secuestros, descontrol total para hacer frente al crimen organizado, desilusión y desencanto de los veracruzanos, opacidad, escaqueo, corrupción, estos oprobiosos actos son algunas de las cosas que podemos decir de este gobernador al servicio y cobijado por el poder central. Sus tibios anuncios que, de manera forzada filtra a los medios de comunicación, representan petardos o mejor dicho ardites, y así presume una inversión de setecientos millones de pesos para la instalación de 6476 cámaras de video vigilancia, que según él, darán un servicio a más de tres millones de pobladores en seis regiones de la entidad a inaugurarse el próximo martes 24 de octubre. Habrá que verlo y constatarlo.

Mientras tanto y ante el incumplimiento de Yunes para utilizar los recursos “recuperados” del saqueo indiscriminado de la administración de Duarte de Ochoa, de las arcas del gobierno, los veracruzanos empiezan a reaccionar en redes sociales, protestas y manifestaciones por el incumplimiento de sus promesas. A contra pelo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pronto se pronunciará respecto de lo que se conoce como “información reservada”, que tiene relación con los gastos para la difusión de programas y actividades gubernamentales, a través de la propuesta realizada por el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien argumentó que establecer reservas de información, de manera generalizada de un cierto tipo de información gubernamental, afecta gravemente al derecho fundamental de acceso a la información pública.

Veamos qué paradoja se presenta en el caso Yunes-Duarte. Juan Pablo Reyes, columnista del periódico Excélsior, nos dice en su columna del día de ayer lunes 23 de Octubre, cito textual: “… en 2014 el ahora gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, impulsó ante el máximo tribunal del país una demanda de amparo contra la administración encabezada por Javier Duarte, la cual cerró la información relacionada con las erogaciones por concepto de pagos a medios de comunicación así como de anuncios espectaculares entre 2010 y 2013. Sobre esto, el gobierno de Duarte de Ochoa argumentó que si dicha información se hacía de dominio público se ponía en riesgo a la economía estatal y además podría afectar la protección de derechos de terceros. La determinación fue avalada por la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz.

‘La razón para prohibir la entrega de la información consiste en que si se divulgan los gastos originados por los servicios de promoción, publicidad y difusión de las acciones del gobierno del estado de Veracruz se provocaría una ventaja indebida entre los medios de comunicación, al existir un cruce de información que podría incidir en el aumento de precios a favor de uno u otro medio de comunicación, de acuerdo con los principios que rigen la ley de la oferta y la demanda y el derecho de competencia y el dumping’ señaló la autoridad gubernamental…”

Miguel Ángel Yunes hoy demuestra lo que es. Mentiroso compulsivo, en efecto, las mismas quejas que tuvo y de las que se dolió públicamente por falta de información general de su predecesor Duarte de Ochoa, hoy es una constante en su gobierno y así, la opacidad, la falta de información pública, el acceso al conocimiento ciudadano del manejo de los recursos se ha hecho nugatoria con mayor intensidad que el “joven político talentoso” Javier Duarte de Ochoa, en palabras de EPN, pronunciado por éste en cadena nacional.

La corrupción rampante en el gobierno de Yunes, amén de la desinformación que mantiene en ascuas a sus gobernados es el tema cotidiano en los mentideros políticos y en cualquier casa de nuestros vecinos veracruzanos. No cabe duda que salieron de Guate-Duarte para entrar en Yunes-peor.

 

Carlos Meza, Consejero ONEA México

mezavcm.abogados@gmail.com