La Fuente | Veracruz no tiene ley ni de revocación de mandato ni se apura a aprobar la anticorrupción. Plazo legal para esta última vence en julio.

La Fuente | Veracruz no tiene ley ni de revocación de mandato ni se apura a aprobar la anticorrupción. Plazo legal para esta última vence en julio.

Por Rosalinda Morales

Veracruz no tiene ley ni de revocación de mandato ni se apura a aprobar la anticorrupción. Plazo legal para esta última vence en julio.

CDMX ya tiene revocación de mandato. Veracruz ni eso ni siquiera tiene lista su ley anticorrupción Y el plazo vence en julio

La revocación de mandato ha estado en el tintero legislativo en varias entidades del país sin éxito por varios años, sin embargo fue la Ciudad de México (CDMEX) el pasado 30 de enero quien aprobó en su asamblea constituyente esta figura por primera vez. Con “bemoles”, critican algunos, con señas de que “oliera” más a “demagogia” que a verdadera democracia, apuntan otros. Sin embargo, es un primer paso, que es perfectible sí, pero que puede mejorar, si lo quisiesen tomar otras entidades como la nuestra y perfeccionarlo desde luego.

Veracruz no sólo está atrasada en materia de transparencia, sino que pertenece a ese no honroso listado de 30 entidades que no han aprobado ni su ley anticorrupción. El próximo 18 de julio es la fecha dada como límite por la federación para aprobarla y aunque hubo una iniciativa y reforma en 2016, se la echó abajo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a la pasada 63 legislatura, porque hay que decirlo; se querían pasar de listos e imponer Fiscal y auditores a modo de proteger al gobernante corrupto que se iba.

Y no solo eso, es Veracruz de las tres entidades junto con Morelos y Jalisco en recibir un revés de la Suprema Corte, en su intento de tener esa ley anticorrupción que por ejemplo, bien aplicada, quita fuero a funcionarios desde el gobernador, titulares de poderes, organismos autónomos y hasta servidores públicos como los miembros del gabinete estatal. Y así pueden ser llamados ante la justicia de inmediato, sin tener que pasar un engorroso y largo proceso de desafuero, como el que ahora se discute en la cámara federal, en el caso de Tarek Abdalá, quien a todas luces se enriqueció ilícitamente, la Fiscalía General del Estado tiene pruebas, pero no puede ser llamado a cuentas, hasta que se dé el proceso legal de juicio de procedencia. Y como ese caso, muchos de gobernantes corruptos que se amparan en el fuero.

Por lo cual, contar con una ley paralela de revocación de mandato, no solo es necesario, sino urgente, dado el historial de saqueos, de desvíos de más 26 mil millones de pesos, según da cuenta la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la pasada administración estatal, dado el historial de endeudamientos y corrupción en el que han incurrido los últimos tres ex gobernadores. Y dada la desesperanza que genera un gobierno que prometió mucho, y poco ha cumplido.

MUCHO SE CRITICA PERO POCO SE HACE

Muchos articulistas, periodistas, académicos y sociedad en general, ocupan horas de su tiempo para criticar a los gobernantes en redes sociales, usan sus mejores discursos para señalar que el gobernante en turno no ha cumplido, no ha rendido cuentas, sin embargo poco hacen para sumarse a impulsar desde sus esferas, que Veracruz ya cuente con la revocación del mandato, que ya apruebe pronto, antes de julio, su ley anticorrupción.

En cambio, los ciudadanos de la Ciudad de México ya podrán solicitar la revocación de mandato de un gobernante que no cumpla con su función, aprobó la Asamblea Constituyente el pasado 30 de enero.

Al avalar los apartados y numerales reservados al Artículo 30 relativos a la Democracia directa, quedó establecido en la primera Constitución de la CDMX que los ciudadanos tienen derecho a solicitar la revocación de mandato de representantes electos cuando así lo demande al menos 10 por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores del ámbito respectivo.

Para ello, deberá participar al menos 40 por ciento de las personas inscritas en el listado nominal de electores del ámbito respectivo y de ellas, 60 por ciento se deberá manifestar en favor de la revocación.

¿Veracruz cuándo? Nos preguntamos los ciudadanos.

La semana anterior, la última de febrero, la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA) presentó cuatro propuestas al Congreso de Veracruz, una de ellas relacionada con la revocación de mandato. Las iniciativas están listas, sólo deben analizarlas diputados, acotarles, pues es su trabajo, y si así lo desean. Es una herramienta ciudadana que permitiría a Veracruz, decidir quitar a malos gobernantes, esos que se venden como mesías y luego no cumplen. A gobernantes corruptos que sólo buscan enriquecerse del erario público. O los que presumen que llegan a “robar poquito”. ¡Ya basta de cinismo, y de inanición! Urge que los ciudadanos nos sumemos a exigir; que leyes como la revocación de mandato y la anticorrupción, sean prioridad en la Agenda Legislativa de la 64 Legislatura local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *