Justicia por mano propia solo beneficia a delincuentes hallados en flagrancia exponen abogados. Policías no están capacitados para cuidar la cadena de custodia.

Justicia por mano propia solo beneficia a delincuentes hallados en flagrancia exponen abogados. Policías no están capacitados para cuidar la cadena de custodia.

Rosalinda Morales

En Veracruz durante los últimos meses se ha visto crecer casos donde ciudadanos someten a delincuentes y los detienen cuando cometen delitos del fuero común.  Pero en muchos escenarios de éstos, lejos de entregarlos a la autoridad para que se haga justicia, los linchan, amarran, y agreden, lejos de conseguir con ello una justicia real.

 Sin saberlo, provocan que ese simple acto de “justicia por mano propia”, le viole derechos humanos a delincuentes con el nuevo sistema de justicia penal, encontrados en flagrancia, y salgan libres.

El abogado Alfredo Alejandro Mejía William, jefe de Capacitación y Evaluación de los Defensores Públicos en el Estado de Veracruz, “es un acto de barbarie, que va en contra del paradigma constitucional, que nos dice que todos conozcamos, si nosotros le enseñamos a la gente que tenemos un paradigma novedoso, que pondera los derechos humanos de las personas, daríamos un ejemplo diferente. Si hacemos estas prácticas, enseñamos a las personas menores, a los niños, que no hay respeto por las instituciones, lo que va generando que demos un retroceso  la justicia”, explicó.

Y admitió que se le violan derechos humanos a los delincuentes, que aparte de ser “un acto de barbarie, permite al delincuente salir libre, porque se le violaron sus derechos humanos”, observó,

Rosalba Rodríguez Rodríguez, directora del Instituto de la Defensoría Pública, acotó que además que se regresa a la etapa “de hacer justicia por propia mano, se vulnera el estado de derecho, el artículo 17 constitucional señala claramente que nadie puede hacer justicia por mano propia y quién lo hace ya está cometiendo un delito también”, precisó.

RAZONES POR LAS QUE PRESUNTOS DELINCUENTES PASAN PROCESOS EN LIBERTAD CON NUEVO SISTEMA PENAL

Este nuevo sistema de justicia penal acusatorio y adversarial señala que en el nuevo paradigma todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, entonce hay un catálogo de delitos donde el inculpado mientras transcurre el proceso de la investigación primero ministerial, luego judicial, puede pasar en libertad ese lapso. Hasta que un juez diga que o repara el daño, o si es un delito grave, irá a prisión. En promedio una investigación puede tardar de 6 a 8 meses. Ese tiempo si el juez no determina prisión preventiva, por considerar que el sujeto es peligroso, o el delito es grave, el inculpado pasa el proceso en libertad. No necesariamente significa que ya es considerado exonerado, sino que apenas está siendo investigado, para determinar su  estatus en base al ilícito del que se le acusa.

“Se permite que las personas lleven su proceso afuera de prisión, antes no, antes por cualquier acusación la gente iba a la cárcel”. El delito grave se enmarca en la ley, donde “se pide prisión preventiva, ahí lo determinará el juez, homicidios, secuestros, participación en delito de desaparición forzada, son graves”, expone Mejía William.

También pasa que alguien con delitos comprobados sale libre, por violación a sus derechos humanos, “la función de la defensoría es hacer valer esas condiciones, para evitar violarle su derecho constitucional”.

NO SE CUIDA CADENA DE CUSTODIA PORQUE POLICÍAS NO ESTÁN DEBIDAMENTE CAPACITADOS

Para que un delincuente no termine pagando lo que debe, “es que cada parte del proceso se apege a la ley, mucha ética, profesionalismo, acuciosidad”.

Sobre la cadena de custodia, dijo que “deben profesionalizarse lo elementos de la policía estatal”.

El Instituto de la Defensoría Pública ofrecen capacitación para que se cubra esa “cadena de custodia, para que se cubra y se evite que posteriormente por no cuidarla, se caiga una acusación, de alguien hallado en flagrancia”.

La cadena de custodia, son los pasos que deben dar desde el momento que es hallado en falgrancia un dleincuente, o es acusado alguien de serlo, y llega la autoridad a recabar pruebas, y documentar el probable delito, cuando llega a manos del Ministerio Público, y al juez. Si hay alguna parte del proceso donde se violen derechos del señalado, éste puede apelar a la protección de sus derechos humanos y salir en lbertad, sin pagar por lo que hizo. O si las pruebas se pierden, porque el policía no las recogió, resguardó, etcétera, también se cae el caso.

La abogada Rosalba Rodríguez señaló que sí se da, no en todas las ocasiones, “a veces por escasez de recursos, le ponemos más importancia, al inmueble, que al recurso humano, por eso debemos ponderar la capacitación del elemento de a pie”.

Resaltó que tanto policías como abogados deben actualizarse en el nuevo sistema de justicia penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *