Índice Político / ¡Llegó la hora de defender lo que queda de Patria!

Índice Político / ¡Llegó la hora de defender lo que queda de Patria!

 

0202Por Francisco Rodríguez 

¡Llegó la hora de defender lo que queda de Patria!

 

Las fétidas declaraciones de El Guasón Meade –sólo a su mamá le gusta su sonrisa– de que las demenciales alzas a los combustibles evitarán más deuda externa e inflación son realmente de sanatorio para desahuciados mentales. No obedecen a lógica alguna y lastiman irremediablemente la sensibilidad y la inteligencia hasta de un pueblo que ha sido preparado para aguantar tooodas las necedades posibles.

Son absolutamente reptilianas, apoyan la mecánica de los procederes bajunos e inconscientes de una casta de desquiciados que nacieron para nunca mandar sobre los demás. Cualquier persona con dos dedos de frente reaccionaría de inmediato con indignación y rabia. Lo están haciendo cientos de miles de mexicanos bien nacidos. No hay que dejarlos solos.

Abonan‎ al pensamiento históricamente comprobado de que los explotados han tomado el camino de las tres erres: rechazo al gobierno estulto, rabia contra la opresión y revancha contra las decisiones cupulares de los que deciden en desventaja. Las tres que no auguran nada bueno.

Están diseñadas para desencadenar movilizaciones tumultuarias e incontrolables, frente a las cuales no se sabría qué hacer. Arrinconan a los desposeídos pegando en el lugar más sensible: el bolsillo de los ciudadanos. El sistemita no tiene la legitimidad ni está equipado con la fuerza suficiente para enfrentar el resentimiento que se avecina, mucho menos para reprimirlo.

Además, oootro préstamo a NY de 500 mil millones

 

Sólo a un mentecato del tamaño del reaccionario Meade –impuesto por Videgaray, otro de ese jaez– se le puede ocurrir negar en redondo lo que él mismo difundió en un boletín oficial de hace unos días: la decisión de los toluquitas de pedir prestado en enero a los financieros neoyorkinos la cantidad de 500 mil millones de pesos, para completar el chivo del presupuesto nacional.

Sólo a él se le puede ocurrir que los excesivos impuestos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público puesta a su cargo en mala hora, carga a cada litro de gasolina, no va a provocar inflación, cuando hasta Carstens, encargado de vigilarla, ha reconocido que los precios de bienes y servicios se dispararán hasta las nubes.

O revelan un desconocimiento absoluto de su función o es un bazucazo insensato sobre el dolido cerebro de los mexicanos. Cualquier posibilidad es grave, porque se suma a una cadena de errores elementales que ya son insoportables, que han dañado en extremo toda posibilidad de convivencia pacífica entre gobierno y gobernados.

 

Estaban obligados a defender la economía popular

 

‎Son patadas de ahogado, que ahora sí, pegaron en las partes blandas del tigre, opinan los sensatos. No sólo eso, que es alarmante, sino la ilusión esperada para acudir al rescate de nuestros principios y valores más emblemáticos como sociedad, asentada sobre un territorio riquísimo en petróleo que ha sido saqueado con voracidad y sin recato.

Saqueado por los mismos “próceres” que, sólo en teoría y por su juramento inicial, estaban primigeniamente obligados a defender la economía popular, la soberanía nacional y sus recursos.‎ De la mano con sus patrones transnacionales han dado la espalda a sus verdaderos jefes, los que pagamos su salario y hemos sido traicionados por una pandilla de rateros con salvoconducto.

Nos han avergonzado nuevamente ante el mundo conocido, por nuestra condición de país petrolero, miserable y escarnecido desde que se tenga memoria, pero hoy con saña inaudita, y tratando de vendernos espejitos que sólo existen en sus destruidas neuronas, como las declaraciones imbéciles del precandidato priísta Meade, El Guasón que, afirman, tiene en las encuestas la mayor aceptación de los tripuladores de un partido que agotó su razón de prevalecer.

Sólo en tierra de ciegos el tuerto es rey. Pero México es tierra de grandes hombres, de una enorme cultura de reivindicación popular, de grupos avanzados de pensamiento que han estado en la sombra de las preferencias y son absolutamente desconocidos por los toluquitas en el poder, quienes sólo se rodean de los ambiciosos y descastados que los acompañan.

 

Ignorancia extrema del manejo de los asuntos públicos

 

Pero, como todo en la vida, hasta las pendejadas tienen un límite, más allá del cual no debe proceder ningún atentado a la conciencia colectiva, menos a la inteligencia y al sentimiento de un pueblo sometido, resistente a las castas gobernantes de improvisados y estultos que dominan gracias a su complicidad con el narcotráfico y los jugosos negocios que se controlan del otro lado del río Bravo, pero que cuentan con la aquiescencia de sus capataces investidos acá en el rancho grande.

Los infames toluquitas y su ignorancia extrema del manejo de los asuntos públicos, más su voracidad irrefrenable sobre nuestros haberes como pueblo, se han echado la soga al cuello, han puesto las condiciones objetivas del repudio nacional. Ha llegado nuestra hora de los hornos, y cada quien debe cooperar desde sus posibilidades y su ánimo cultural.

 

Hay que rescatar los honores de la justicia social

 

Muchas personas opinan en las calles y en los lugares de reunión del país, que llegó el momento de la huida hacia atrás del presidencialismo monocorde y de los desmedidos privilegios y rapiñas de unos cuantos. Que ha sonado la hora del regreso al abandonado nacionalismo democrático moderno, de rescatar los honores de la justicia social.

Sólo los ciegos no lo ven. Se han agotado todas las variables de gobernabilidad y debemos recuperar, hasta donde dicte la conciencia, el tiempo perdido en la protección y utilización de los recursos del subsuelo, rematados vorazmente por quienes mandan, pero no gobiernan.

La generación de energía, la refinación de sus productos, la industrialización de sus derivados que han sido concesionados a manos de negociantes sin escrúpulos, así como la distribución equitativa de la energía eléctrica, la aplicación puntual de las leyes agrarias, urbanas, laborales y electorales, es una necesidad inaplazable, antes de que nos arrase a todos la tormenta de la corrupción y el desacato.

 

Cómplices del trasiego de drogas y el blanqueo de capitales

 

‎Porque cuando el derecho y las normas impuestas no se adaptan a las nuevas necesidades y a las tensiones emergentes se produce su defectuosidad, su insuficiencia y su perversión como instrumentos organizadores de la convivencia en libertad y desarrollo. Conceptos que suenan huecos en labios mentirosos y cerebros disléxicos.

El derecho y la política son como las dos caras de Jano, suponen el cambio en el marco del orden y la congruencia. No se puede decir que se avanza cuando simultáneamente se anulan los reclamos de una miseria que nos ahoga, que pretende desconocer de raíz el mandato originario de la Nación, que hoy vive los peores momentos del nuevo siglo.

‎Mucho menos, poner la seguridad nacional en manos de quienes, complicándose con los peores grupos delincuenciales del trasiego y de las concesiones del aparato, socavan todas las alternativas de crecimiento, de pundonor público y de vergüenza social. Mucho menos, extender de nuevo un cheque en blanco para que lo sigan haciendo.

 

En inminente riesgo de perder lo que nos queda de Patria

 

Todos se han involucrado en el saqueo‎, siguiendo el ejemplo y las directrices de un puñado de palurdos y badulaques que creen haber llegado para quedarse.

En ninguno de los tres niveles de gobierno, ni en la judicatura, ni en los sectores ministeriales, ni en los campos supuestamente reservados para los líderes de opinión y para los informadores que desgraciadamente viven de las prebendas y limosnas de los gerifaltes en turno, se encuentra una autoridad o una voz desinteresada, confiable a quien se pueda recurrir.

Ahora sí, llegó la hora de sacar la cara. De demostrar que somos ciento veinte millones de indignados y ofendidos. Nadie puede excusarse de defender lo que nos queda de Patria. Estamos en inminente riesgo de perderla. Que nada quede por nosotros.

¿No cree usted?

 

 

Índice Flamígero: La nula sensibilidad de la tolucopachucracia sale a flote cuando, en medio de la crisis, se anuncia que los contribuyentes tendremos que cargar con la deuda de la saqueada CFE. Son 161 mil millones de pesos que saldrán de las arcas públicas para que la Federal de Electricidad haga frente a sus compromisos con sus trabajadores. + + + Por cierto que el anterior titular de esa empresa de clase mundial –no se ría, por favor–, Enrique Ochoa Reza, es de reacciones lentas o retardadas. Ahora en su cargo burocrático al frente del CEN del PRI salió a defender, según él, las razones del mega gasolinazo largos dos días después de su anuncio. Justo cuando su jefe EPN, el llamado primer priísta del país, ya estaba más sucio que un palo de gallinero. + + + Y quien se voló la barda fue el hubbie –esposito– de Alejandra Lagunes, la directora de la impresentable orquesta de peñabots surgidos desde Los Pinos. Dice Rafael Pacchiano, el vendedor de autos convertido en titular de Semarnat, que el mega gasolinazo fue ¡por cuestiones ecológicas! Metió segunda y derrapó. + + + Don Rubén Mújica Vélez escribe: “La noticia de la auténtica DETONACIÓN de los precios de gasolinas, diésel y energéticos es una infame clarinada de un desgobierno inepto, corrupto e insensible. Prueba de semejante estulticia: Meade repitió la frase de VirreyCaray: ‘Desconocíamos que a la gente le molestaban los aumentos a la gasolina’. Estos sujetos apátridas extranjerizaron a PEMEX y ahora tienen que exprimir a la sociedad, especialmente a la de ingresos medios y bajos. Pero faltaba la cereza del pastel dosificada por el peñismo: retrasaron el depósito de las pensiones a cientos de miles de ancianos cuyas familias deben, cuando menos con un día, tener la seguridad de dinero indispensable para la cena familiar de fin de año. No duden que esos fondos los pongan a ‘sudar’. Las familias sufren por esta insensibilidad de un desgobierno que premia con largueza y anticipación a su corrupta burocracia, a sus ‘levantadedos’ y a los ‘señores de la Injusticia’ y le importa nada lo que sucede con el pueblo. Mientras el ocupante de Los Pinos juega golf y dilapida abundantemente los dineros del pueblo en un paraíso mazatleco. ¿Cuánto le costará al pueblo mexicano que acierte en el hoyo 7? Ni duda cabe que el jefe de la famiglia real goza las mieles del boato y, como Luis XV, exclama: ‘¡Después de mí, el diluvio!’ Después se desató la Revolución Francesa.” + + + Si usted no tuvo oportunidad de ver, el viernes anterior, el reportaje especial de Azteca Opinión sobre los 23 años del TLCAN, no se pierda alguna de sus repeticiones ya programadas. Ahí, entre otras cosas, el colega Gabriel Bauducco logra arrancar a personajes como Carlos Salinas de Gortari, Luis de la Calle y Jaime Zabludovsky detalles no conocidos de las negociaciones con George Bush y funcionarios de su Administración. Imperdible, ahora que el TLCAN está en la mira de Donald Trump. + + + En su primer epigrama del año, El Poeta del Nopal se refiere a la pira funeraria que, políticamente, para Peña Nieto, implica el mega gasolinazo: “A la pira funeraria / que todo lo contamina / le agrega más gasolina / ¡con su reforma hacendaria!”

 

 

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *